Páginas

domingo, 30 de enero de 2011

CIRCULAR POR LA PAJANOSA

La ruta de hoy tenia un objetivo claro de ver como me encontraba después de dos semanas de absoluta inactividad betetera por culpa primero de un resfriado y después de un lumbago, ya se sabe que a perro flaco to se le vuelven pulgas (o algo así, ya me entendéis, jajaja).

La ruta era conocida por mi ya que la hice no hace mucho con Eduardo (Sevilla BTT), pero con él salimos desde Guillena y hoy desde La Pajanosa. El recorrido es algo menor pero ha salido una ruta bastante razonable de unos 45km con un desnivel acumulado de cerca de 800m. Hemos salido cuatro bikers: Zumbón, Jose Manuel, Luis Felipe y servidor (Algecireño). A Zumbón ya le conocía y a los otros dos bikers no, son amigos de Zumbón y la verdad es que ha salido una ruta la mar de apañá y amena. Como es domingo, nos encontramos un montón de bikers por estos lares.

La salida fue sobre las nueve y cuarto de la mañana desde el municipio de "La Pajanosa" y ya desayunados. Unos kilometrillos por carretera y pronto tomamos un desvío (por camino) a la izquierda que nos llevará hasta "El Restringido". Esta zona la hacemos a un buen ritmo y la verdad es que me voy encontrando bastante bien, incluso el repecho que hay hasta justo antes del desvío del mirador que siempre lo hago atrancadillo, lo subo bastante suelto. Nos desviamos para ver las vistas desde el mirador ya que ni Jose Manuel ni Luis Felipe han estado nunca, nos hacemos unas fotillos y continuamos la marcha ininterrumpida hasta el desvío del "Tractor" que nos paramos y dimos cuenta de una riquísima tostada de pan con tomate y buen jamón serrano. Resulta que Zumbón (el convocante...) no había desayunado... y ya le acompañamos los demás, jejeje. No nos entretuvimos mucho entre otras cosas porque Jose Manuel lleva algo de prisa.

Lo que nos esperaba ahora era una subida mantenida y no demasiado exigente (aunque todo depende del piñón que le metas...), otra subida ya por asfalto y algo más exigente, penúltima subida más exigente y la "estupenda" subida de la "Media Fanega" para coger la carretera antigua de Badajoz y plantarnos en "La Pajanosa".

Las subidas las fuimos haciendo cada uno a su ritmo y yo la verdad es que aunque cansadillo le aguanté el ritmo a Jose Manuel hasta unos 500m antes de coronar y de encarar la penúltima de las cuestas del día, que tuve que bajar el ritmo porque la patata se alteró mas de lo recomendable. Luego la "Media fanega" (última pendiente) se me atragantó un poco y me quede algo descolgado de Zumbón y Jose Manuel, mientras Luis Felipe nos vigilaba sin separarse casi nada.

Una vez que coronamos lo que quedaba era llano y la verdad es que lo hice bastante mejor de lo que yo creía, después de las tres subiditas... El final de la ruta lo celebramos con unas cañillas y yo bastante contento porque después de dos semanas practicamente encamado he aflojado en donde si no tienes piernas, no puedes...

Mantengo intactas las ilusiones para hacer la carrera del 27 de Febrero en Córdoba. Por cierto es muy posible que tenga compañero para hacer el "Camino de Santiago" este año si nada se tuerce, jejeje.

No hay vídeo porque el casco (con su cámara incorporada) se quedó en casa. Suerte que no había ninguna trialera...

domingo, 23 de enero de 2011

Yo si salí... Y nevó! (Granada - Cogollos y Vuelta)

Fecha: 23/1/2011
Kms: 50
Ruta: Granada - Cogollos y Vuelta
http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=1142769

IBP: 45

Quien fue?:
    - FC (más sólito que la una)


Entre apuros del trabajo y enfermedades me quedé más solo que la una. Es verdad que no me pasé por la Desi pero que es que nadie contestó a la convocatoria de rigor y con el frio que hacía no me apetecía alargarme hasta la churreria con las sospecha de que nadie apareciera.

Cómo estoy apuntado al MTB SierraMorena que es el 27 de Febrero no me queda más remedio que hacer kilómetros para ver si al menos no pierdo el poco de forma que tengo actualmente así que me pareció buena idea hacer algo no excesivamente complicado pero que en poco tiempo me permitiera rodar un poco.

Al salir ya se notaba el frío intenso, además el cielo estaba nublado así que perdí todas las esperanzas de que el solecillo de media mañana me diera algo de ánimos.

Aunque al principio las piernas se negaban a pedalear y me tentaban a volver a casita pronto me fui animando , esta ruta una vez que llegas al pantano de cubillas y empiezas a pedalear entre Olivos permite coger un ritmo más o menos constante y cómodo con el que se sufre más bien poco.

Mi idea inicial era llegar a la Alfaguara y desde ahí tomar camino para Granada pero al llegar a Cogollos empezó a nevar, primero con timidez y luego con cierta intensidad y el frío apretó bastante. Como además no llevaba el impermeable parecía sensato darme la vuelta y poner rumbo a casa. Me acordé lo divertido que nos pareció el camino de vuelta cuando lo hicimos por primera vez este verano FM, Luis y yo. Así que en vez de carretera y manta tocó camino y la manta si que me hubiera gustado tenerla a mano para entrar un poco en calor.

A la altura del Cubillas la nevada apretó bastante, afortunadamente no era agua ya que la nieve no empapa, y conforme me acercaba a Granada la nevada fue desapareciendo hasta convertirse en algún que otro copo aislado.

Al final no ha estado mal, unos 50 kms, un buen promedio (casi 18 kms/h), un rato de bici con tiempo para pensar tranquilamente y vuelta a casa a buena hora.

El fin de semana que viene más...

domingo, 16 de enero de 2011

Silleta del Padul por Veredas

Fecha: 16/01/2011
Ruta: Granada - Gojar - Silleta del Padul (Con veredillas) - Canteras del Padul - El Puntal - Granada

IBP: 92


Quien fué:
   Nacho 
   Pablo 
   Andrés  
   Eduardo
   Jose Manuel
   Fernando C.
   Fernando M.


Pues allí estábamos, un Domingo más en la Desi desayunando tan ricamente dispuestos a echar un buen domingo bicicletero.

Buscando rutas me acordé de un track que me habían pasado hace tiempo de subida a la Ermita Vieja que en vez de subir por la pista ancha atravesando el bosque de esta zona a través de una vereda bastante interesante.

No es fácil encontrarla, aún llevando el GPS ya que tras cruzar el puentecillo que da acceso al camino este de repente "se acaba" y delante nuestra lo único que aparece es un pequeño cortafuegos en el que no nos quedó más remedio que echar pie a tierra para poder subirlo.

Tras este repecho inicial enseguida ya si encontramos la vereda que poco a poco se va internando en una zona de vegetación bastante profunda donde a veces cuesta trabajo encontrar la luz del sol ya que las copas de los arboles se encargan de taparlo.

En esta zona se junta la estrechez de la vereda, la fuerte pendiente en algunas zonas y lo resbaladizo del terreno por lo que superarla supone un esfuerzo importante, aunque una vez que pillas tu ritmo, calmado, y le pillas confianza se supera con cierta facilidad (aunque en más de una ocasión no me quedó más remedio que echar pie a tierra).

Al final se enlaza con la pista principal, bastante cerca del desvío hacia la ermita, y aunque existe todavía más posibilidad de seguir subiendo por vereda decimos darnos un descanso y seguir por el camino habitual. Camino que, seguramente por el día tan magnifico que hace, parece la Castellana de Madrid en hora punta pero con bicis de Montaña en vez de coches.

Para no perder mucho tiempo tomamos el desvío hacia la silleta del Padul sin pasar por la Ermita (aunque deberíamos haber parado para recargar agua) y afrontamos un par de kilómetros bastante asequibles para de nuevo tomar otro senderillo que sale a la izquierda y que nos debe llevar al Collado de la Mala Madre.

Curioso nombre "Collado de la Mala Madre"!!!! Joder que bien describe mis sentimientos mientras subía por la rampa, son unos 3 o 4 kilómetros de mucha pendiente y de mucha piedra y además suelta. De nuevo algún que otro pie a tierra (algunos tuvimos que echarlo más veces que otros) hasta llegar al Colladito de las narices.

Aquí van unas fotillos de las vistas que hay en lo alto, impresionante la de la Sierra donde domina el pico del Caballo e impresionante las vistas hacia la zona del Padul. Por mucho que os cuente y por mucho que se pueda apreciar en las fotos estoy seguro que cualquiera que pase por esta zona se quedará un rato con la boca abierta disfrutando del lugar.  
De izquierda a derecha: Fernando M., Pablo, Nacho, Fernando C., Andrés




Bueno pues a partir de aquí sólo toca bajar, bajada que se va complicando poco a poco primero por que en algunos casos hay barrancos a la derecha, luego porque el camino va empeorando y luego porque en algunas partes nos encontramos barranco y mal camino.

En algunas partes volvimos a encontrar de nuevo bosque cerrado y quizás esta fué la parte más divertida de la bajada aunque el resto también estuvo muy bien a pesar de la dificultad técnica y de algún que otro susto que nos llevamos y que estuvo a punto de acabar con el empalamiento de un compañero contra un árbol.

Al llegar a las canteras de nuevo las vistas son impresionantes con las lagunas del Padul de fondo. Poco a poco vamos descendiendo hasta llegar a la zona del Puntal.

A partir de aquí hay varias posibilidades de volver a Granada sin tocar asfalto pero la hora se nos ha echado encima y no queda más remedio que tirar por la vía de servicio de la autovía para tardar lo menos posible.

Es curioso que con todo lo que subimos, 1200 y pico metros según el IBP, creo que en la parte que más me cansé fue al final donde fuimos a todo trapo hasta llegar a Granada. Eso sí con el tiempo suficiente para tomar nuestra habitual cerveza de fin de etapa (al menos para F.M y para mí).

Pues esto es todo amigos... el fin de semana que viene más...



EL PEDROSO, UN CARAMELO DE RUTA...

La salida este fin de semana la hicimos en sábado, y el objetivo era la Sierra Norte de Sevilla, así que era obligatorio madrugar y a las siete estábamos Eduardo, Alromo, Manolillo y Algecireño (servidor) en el puente del Alamillo ya desayunados y todo lo demás como es costumbre con el grupo Burrako de Sevilla BTT.



Tuvimos que hacer 70 km de ida (y otros tanto para volver) en algo más de una hora para disfrutar de la ruta, ¡y que disfrute amigos!



Hacía unos cuatro grados de temperatura y aunque el cielo estaba abierto, todos nos pusimos nuestras mejores galas contra el frío aunque más adelante ya fuimos des-ro-pan-do-nos como una cebolla.



Salimos desde la antigua fábrica del Pedroso y el comienzo fue espectacular, porque para evitar cruzar el río tuvimos que ir un par de km por las vías del tren (con zona de curvas incluido). No sabíamos si nos lo íbamos a encontrar o no un tren, y si sería de frente o por la espalda, así que el de adelante miraba para delante y el último para atrás. No hubo otra manera de llegar al inicio del camino ya que la cantidad de agua nos impedía cruzar el río y así evitar las vías. Al terminar el tramo de vías se produjo la primera de las caídas tontas protagonizada por mí y ante la atónita mirada de los demás. Una carcajada mía desde el suelo les tranquilizó...Después tuvimos que saltar una valla de pinchos y comenzamos la ruta por campo hacia la zona de Campoallá.



Pasados unos km de sendero con algunas zonas embarradas y tras la primera de las "50" cancelas que abrimos y cerramos a lo largo del día, nos encontramos que había que ir por el cauce de un riachuelillo y bajo un túnel durante unos cien metros. Este es el segundo de los momentos divertidos de la ruta, el agua no nos llegaba a mojar los pies pero al bajar con un poco de barro no sabías por donde meter la rueda ya que había piedras, así que la incertidumbre provocó muchas risas. Comemos un poco y continuamos el camino hasta llegar a las dehesas llenas de marranos de uñas pintadas. Parecían hipopótamos, ¡que tamaño!, al vernos corrían como condenados y aquí se produjo la segunda de las situaciones tontas del día: mientras Edu abre una enorme cancela para entrar en la finca Manolillo que no se ha percatado está saltando cual furtivo una valla de pinchos ante nuestra atónita mirada...y unos segundos más tarde y siguiendo con la atónita mirada se produce la segunda de las caídas tontas (Manolillo) del día. Esta fue mas tonta que la mía pero como Manolillo venía con el codo bastante dolorido pues mucha gracia no le hizo aunque se lo tomó con humor...Más adelante pinchazo de Alromo y aprovechamos para comer y otros menesteres.



Lo que viene ahora es una subida continuada hasta llegar hasta los algo más de 600m (que creo que fue la cota más alta), mas aperturas y cierres de vallas pero el camino es más que entretenido, el entorno es muy, muy pero que muy bonito, con una variedad de arboles sorprendente y muy denso de vegetación. El silencio es espectacular solo roto por el sonido de las bicis y por Manolillo que no para de hablar con Alromo mientras dan pedales p´riba a un ritmo tremendo y que yo sigo de lejos. Después una preciosa bajada y no tardamos mucho en llegar a Constantina, lugar en el que cogemos el cordel de Constantina-Extremadura hasta llegar a la rivera del Rio Huesnar. Aquí creo que llevamos la mitad de los casi 50km de ruta.



A la salida de Constantina cogemos un tramo de carretera de unos dos o tres km y llegado un punto nos desviamos hacia el cordel de Extremadura. El camino sigue siendo muy bonito con encinas y otros árboles por todas partes. Antes de hacer una tremenda bajada con derrapes increíbles tenemos que cruzar una lagunita. La paso primero e indico el sitio por donde pasar y así logro resarcirme del espectáculo de mi caída tonta, jejeje. Bueno cruzamos y subimos un poquito para hacer una bajada super rápida que obliga a más de uno a hacer derrapes si no quieren salirse de la pista...Nos paramos casi al completar la bajada y la comentamos. Tenemos todos cara de emoción, porque los surcos que tiene el camino que se han hecho por las lluvias, había que ir sorteandolos con saltos y a esa velocidad...



Ahora nos espera un paraje y unos sonidos distintos, la rivera del río Huesnar. Esta zona está más poblada de senderistas y algunos niñ@s con sus padres en bici o andando dando un paseo. El día es espectacular y el entorno invita a recorrerlo. El camino es amplio, lo acota pinos enormes y otros árboles y el río suena muy fuerte. Lleva mucha agua y con mucha fuerza. Me cuenta Eduardo que en navidad vinieron y lo cruzaron y que era tal la fuerza que llevaba el agua que le rompió la patilla del cambio (xtr).



En esta zona hay un sendero que se hace super rápido pero se nos ha adelantado un rebaño de ovejas y en vez hacerlo a todo trapo (debe de ser la leche) lo hicimos a ritmo "ovejuno". En un momento el pastor las aparta y las adelantamos pero ya se acabó el sendero...Un poco más adelante volvemos a tener que pararnos por una piara de marranos que los están intentando pasar de una finca a otra...Pasada esta zona del río Huenes nos disponemos a hacer la mítica trialera de Cazalla pero para arriba. Me avisan que me lo tome con calma y la encaramos. Casi toda es ciclable menos una pequeña zona que es imposible y echamos pié a tierra. Se sufre mucho, las pendientes son importantes y ya llevamos más de media ruta, pero ya sabéis "sarna con gusto no pica" y la trialera es magnífica para arriba y para abajo también lo debe de ser... Cuando la coronamos, unos antes que otros, jejeje comemos un poco y aprovechamos para tomar un poco de aliento. Llegamos a Cazalla, Edu repara su gps (que le está pidiendo a gritos que le jubile), yo le pido un poco de agua a una amable señora y Manolillo hace un poco el cafre subiendo una laderilla (he dicho que le dolía el codo???). Salimos del pueblo y una subidilla por buen camino para ir en busca del "Sendero de las Laderas" y bajarlo...Preciosa, larguísima y variada trialera de bajada. En un momento de la bajada Edu se pega una buena torta pero por suerte y en principio parece que no se ha hecho daño. Alromo también tiene un traspié sin importancia pero no es una caída tonta como la mía o la de Manolillo, jajaja.



Después de esta maravillosa trialera de bajada llegamos al punto donde estaba la trialera de subida a Cazalla, pero nos desviamos a la derecha y ya vamos buscando, siguiendo el curso del río, el camino de vuelta que nos lleve hacia las vías del tren y así hasta la fabrica del Pedroso donde están los coches. Quedan unos diez kilómetros y yo empiezo a notarme cansado. La ruta ha sido muy bonita, la he hecho bastante bien (las piernas me han funcionado) pero estos diez km se me van a hacer durillos. El cambio no me funciona bien y se chupa la cadena (a Edu le pasa lo mismo) lo cual no ayuda...Manolillo me pregunta que cómo estoy y le digo que ya voy justito pero que llego sin problemas, a lo que me responde que él también está como yo, jajaja. Le respondo que ni en el peor de sus días podemos estar igual, es un máquina...



Bueno llegamos a las vías del tren y a dar pedales entre raíles. No es mucha distancia pero el traqueteo de las traviesas terminan de machacarme las piernas.



Para terminar quiero comentaros que esta es probablemente la ruta más TRAVIESA de cuantas he hecho. Todas han tenido sus trialeras de subida, de bajada, sus bajadas por pistas rápidas o subidas, algunas han tenido nieve, muchas agua, he cruzado por fincas de toros bravos, me he caído, me han corrido perros, pero meterte por unas vías de tren en uso con la incertidumbre de saber si había o no algún tren circulando, QUE NIVEL DE INCONCIENCIA!!! me han provocado unas sensaciones ÚNICAS y me han retrotaido a mi infancia más traviesa como ninguna otra ruta...hasta la fecha claro, jejeje.



Os colgaré el enlace con el vídeo...

domingo, 9 de enero de 2011

SALIDA POST- POLVORONES

La salida de hoy era más necesaria que cualquier otra del año, independientemente de que te pueda o no apetecer (que a mi siempre me apetece...) y por motivos obvios. La conversación de principios de la jornada era felicitarnos y comentar la pila de turrones, mantecaos, polvorones y demás invasores que se han instalado en nuestros esculturales cuerpos de cuarentones...

La jornada empezó sobre las nueve de la mañana y con la incertidumbre de si llovería o no. Por si acaso todos nos echamos los chubasqueros. La jornada planteada era ir a Guillena pero dando pedales desde Sevilla, hacer el Restringido, subir el Tractor y vuelta para casa, total 84Km. así como así y p´mpezaa el año...

El camino es casi todo llano hasta Guillena, luego viene el Restringido que es un tobogán continuo y dependiendo del ritmo se hace más o menos duro y terminamos con el Tractor que es una cuesta de 2km 700m para volver a Guillena. Casi toda la vuelta a Guillena es suave para bajo aunque tiene sus falsos llanos o subidillas. La vuelta a Sevilla la hacemos igual que la ida.

El terreno del comienzo no estaba mal pero con muchos baches de charcos y como el guardabarros trasero se me ha quedado en casa, pues a ponerme perdido por atrás y a tragar barro por delante porque todos mis previsores compis lo llevan. La cantidad de agua que ha caído ha sido tal que hay tremendas balsas naturales de agua, y en alguna ocasión tenemos que darnos la vuelta porque el camino se lo ha zambullido el agua (gigantesca balsa). Por estos motivos parte de la ruta es por carretera. Llegados a la altura del Restringido Salva y Manolo se van por otro camino distinto al nuestro y Eduarno, Serranito, Antonio, Jota Punto y Yo tiramos para lo preparado. Hacemos una paradilla para tomar algo en mitad del restringido y continuamos hasta el Tractor donde volvemos a parar a tomar algo antes de la pendiente. La subimos cada uno a su ritmo y yo la verdad es que las sensaciones que tengo son buenas, incluso voy adelantando a sufridores como yo, jajaja. Ya en Guillena, le metemos un poco de ritmo a las piernas y para las dos ya estamos en Sevilla.

Lo mejor de la ruta para mí es encontrar un camino largo para poder hacer buenas tiradas sin necesidad de coger el coche, por lo demás la ruta no resultó gran cosa porque lo bonito ya lo conocía.

Ahí va el enlace del video:


Y el Track:



VEREDA MONACHIL - CAMINO NEVEROS - CORTIJOS FISCALES


Fecha: 9/1/2011
Ruta: Veredas, Veredillas, Senderos y Senderillos entre el Purche y Monachil 







IBP: 90
Asistentes:
    Fernando C.
    Eduardo
    Fernando M.


Parece que los mantecados han provocado estragos en el grupo, tres nos quedamos para esta ruta. Eso sí, los que no han venido se lo han perdido (como decía yo en mis años mozos en el cole) porque el día de hoy es de los que hay que marcar como interesante como poco.

Indecisión en la salida y Fernando M. nos propone aprovechar la ruta que hizo con los A de la Caja. Y así, con algún que otro despiste, nos fuimos camino del camino (y valga la redundancia) de los Neveros.

Cuando coges la primera cuesta, la que parece dura pero luego ves lo que hay de ahí para adelante y te das cuenta que de dura no tiene nada. Bueno perdonar pero con tanta dureza me he perdido, el caso es que en cuanto acabas esta primera cuesta coges un camino hacia la derecha y te encuentras una valla, pasando la valla enseguida llegamos a una casa en ruinas y en seguida sale el sendero hacia la izquierda según se baja.

Aquí empieza realmente lo bonito, senderillo estrecho y que en algunos casos tiene a la derecha (dirección Monachil) algún cortadito interesante y por el que conviene no caerse. No tiene dificultad por la pendiente en el primer tramo pero si complicación técnica por la estrechez. (Es bueno que quien quiera reutilizarla que lo tenga en cuenta).

En la primera parada nos sorprenden estas maravillosas y poco conocidas vistas de Monachil "desde el aire".
Monachil (vista aérea)


Desde aquí empieza la parte realmente difícil, el sendero se hace pedregoso y difícilmente ciclable (ya sabéis que siempre hablo desde mi punto de vista ;-)) en algunas zonas aunque en otras permite disfrutar de bajadas realmente interesantes.
Eduardo

Fernando C. (surcando la vereda)


(Por cierto, viendo la foto anterior me da la sensación de que tengo que subir un poco el sillín.)


Cuando queremos darnos cuenta y con algún que otro sustillo estamos en las calles de Monachil con la intención de deshacer (pero por otro camino "más manejable") nuestro camino para enlazar con el camino de los Neveros de nuevo.

Esta parte es complicada ,  en algunas partes no hay camino (y hay que echarse la bici acuestas) y cuando la hay pues no hay fuerzas para subirlo. 

Fernando C y Fernando M. (Ruinas Romanas - Granada al fondo)

Eduardo y Fernando C. (pinchazo inoportuno)




Fernando M. y Eduardo (Granada al fondo)





Cuando enlazamos con el camino de los Neveros uno ya va fundidillo y encima me queda la parte con más pendiente, pero con paciencia (la de mis compañeros esperando arriba) y una caña (en la que voy pensando que me tomaré cuando acabemos) no hay cuesta que se me resista.


La bajada la hacemos desde por el Barranco del Lobo que siempre hemos tomado como subida y hoy la disfrutamos de bajada.


Nos falta el camino del Colesterol, pero embarrado y por la parte de la izquierda según se baja, vamos una pasada...


Pues el fin de semana que viene más...








Fernando M. escribió:
Hoy no era mi día, 2 caidas, o han sido 3¿?....patético!!!!!! con las cosas que hemos bajado y me caigo en la ruta del colesterol y en pleno centro de Granada, que vergüenza!!!

En Mariana Pineda me he atragantado con un bordillo (4 cm), INEXPLICABLE.
Lo peor es que ha sido una repetición del saltito con revolcón en el barro con impacto en el mismo punto de la rodilla, en la misma parte de la muñeca.
Nada grave, pero,  como me duele el AMOR PROPIO, y la muñeca y la rodilla y .......

domingo, 2 de enero de 2011

40bike vuelve al albaycin

Fecha: 2/1/2011
Ruta: Albaycin - San Miguel Alto - Fargue - Jesús del Valle por los Olivos - Llano Perdiz - Quejigal - Cuesta Chinos

http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=1381176

IBP: 68

Quien Fue?:

   - Eduardo
   - José Manuel
   - Los 3 Fernando (B, M  y C)

Fotos (Las que hizo Fernando B.):

http://picasaweb.google.com/fcarreteroalcantara/20110102Albaycin?authkey=Gv1sRgCOrm2erX96bTHA#


Que sí, que la ruta es casi igual que la última que subió nuestro amigo Luis pero yo no estuve el Martes pasado y hoy sí, así que toca casi repetir crónica de ruta.

Me gustó la última ruta así que cuando Fernando (el M) propuso repetirla no pude poner ninguna pega. Más bien lo contrario ya me imaginaba los escalones p'arriba y los escalones p'abajo, el Quejigal, la subidilla por la cuesta de enmedio, ... y es que la ruta no tiene desperdicio.

Empezamos con algún que otro retraso desde la Desi en primera convocatoria y desde el quiosco de Plaza Nueva en segunda convocatoria.

Subidilla por la cuesta del Chapiz y allí tomamos los primeros escalones, Fernando los sube con cierta maestría y yo con bastante torpeza pero es cierto que conforme voy avanzando le voy pillando el gustillo y cada vez me cuesta menos trabajo subirlos.

Tomamos camino hacia el Sacromonte y desde allí tomamos la vereda de enmedio. Es la segunda vez que hago este tramo en poco tiempo pero no deja de impresionarme, las zambras a la derecha y las vistas de la alhambra a la izquierda y esas callejuelas por las que el tiempo parece que no pasa (si no hubiera coches aparcados por todos los lados).

Pronto llegamos hasta la muralla de Granada y tomamos la cuesta que acaba en San Miguel Alto. Dura como ella sola y salvo Fernando's (M y B) los demás tenemos que patear un poco.

Desde San Miguel alto tomamos otra veredilla que lleva hasta los campos de Fútbol del Fargue que sin ser excesivamente exigente tampoco permite relajarse.

En los campos de Fútbol el amigo Robles dice que se vá, el hombre no se encuentra excesivamente bien y prefiere volver hacia Granada en vez de seguir subiendo.

Desde el campo de Fútbol hasta el desvío donde sale el camino que nos lleva hasta Jesus del Valle pasamos la única parte "FEA" de la ruta, unos dos kilómetros por carretera.

En el siguiente tramo encontramos mucho barro y algún que otro pifostio de cierta consideración. Es divertido bajar algunas cuestas con la bicicleta cruzada en el barro, con los frenos pillados a tope y manejando la dirección solamente con el cuerpo.

Una vez pasadas estas cuestas hacia abajo viene una zona de fuerte pendiente también entre Olivos que llega a hacerse cansina ya que aunque hay un poco de bajada hasta Jesús del Valle luego se enlaza con la subida al Canal de los Franceses y luego con la subida hasta el llano de la Perdiz.

El Quejigal se está convirtiendo en una cita ineludible y hoy no iba a ser menos, bajadita por las cinco curvas que hoy disfruto mucho más (Excepto por un Gilipollas que no quiso apartarse del camino para permitir que yo pasara de la bici y no quedó más remedio que bajarme (Los senderistas son la gente más maravillosa que te puedes encontrar en cualquier lado, así que este no era senderistas sino un prepotente de mucho cuidado que pensaba que el camino era sólo suyo y no podía compartirlo con unos ciclistas)). Desde el final de las cinco curvas hasta la Silla del Moro también lo paso mejor que otras veces y es que hoy no iba tan pendiente de salirme un poco del camino y despeñarme.

Para hacer la ruta completa había que meter una cuesta de los chinos, pero esta vez hacia abajo primero y luego hacia arriba. La verdad es que se baja mejor que se sube ;-) pero se agradecieron mucho los piropos y los ánimos de las personas que tranquilamente paseaban por este maravilloso rincón de Granada.

Por último, hay que ver el vídeo que hizo Luis y que está publicado en la última ruta, los escaloncillos de nuevo por el Albaycin pero hacia abajo. Tomamos una calle que sale del Hotel Palace y que pasa por delante de la Fundación Rodriguez Acosta, por aquí calle a la derecha y calle a la izquierda y escalones muchos escalones, escalones grandes y escalones pequeños, escalones espaciados y escalones muy juntitos, escalones con poca pendiente y escalones con mucha pendiente, pero todos escalones... (Que divertidos!!!)

Por supuesto faltaba la cerveza y el Parque de los Principes no era mal sitio. Así que cervezón al solecito de Invierno que sienta bien mientras comentamos nuestra salida de hoy.

Sólo me faltaba una sorpresa y es que cuando ya regresaba, iba bastante fuerte, a la altura de la caleta noto, me había pasado varias veces, que se me había bloqueado la cadena. La rueda se queda atrancada y la bici empieza a derrapar. Cuando pasa el susto y miro a ver si la cadena estaba desbloqueada... NO HAY CADENA!!!!.

Me vuelvo y veo un chaval que con bastante guasa me pregunta, con una cadena en la mano, que si es esto lo que estoy buscando.

Como ya estaba cerca de casa y no estaba seguro de poder ponerla bien si ver otra bicicleta decido darme un paseito hasta mi casa mientras voy recordando esos escalones, ese barrillo, esa bajada por el Quejigal y también lo mal que lo he pasado en alguna que otra subida y mi fracaso absoluto al intentar subir la cuesta de los Chinos.

Hoy no hay video, y es una pena, el experimento de poner la cámara en el casco no ha salido bien. En cuanto me mande Fernando (B) las fotos las cuelgo en el Blog.

Bueno... buena entrada de año y el fin de semana que viene más...