Páginas

domingo, 31 de marzo de 2013

UN LUJO DE MAÑANA ALREDEDOR DE GRANADA

Llevamos un invierno aunque hoy estemos en primavera, de mucha lluvia, y este fín de semana no iba a ser distinto, aunque al igual que el pasado fín de semana tampoco me he quedado en casa.

A las nueve de la mañana habíamos quedado. No sabía quien aparecería porque en los wsp del sábado había dudas, unos por unos motivos y otros por otros. La propuesta para hoy era un Aceituno subiendo por el Sacromonte, bajada por las cuevas y subida al Llano de la Perdiz, ya veríamos  por donde,  para terminar bajando a Cenes y seguramente llegaríamos a Granada por la fuente la bicha. En cualquier caso, la idea era que si llovía más de lo recomendable, tener escapatórias rápidas para irnos a casa. Cuando llegué al punto de encuentro estaba F. Martinez y ya sabíamos que Robles no vendría, a pesar de haberse levantado, porque mandó un matutino wsp para avisarnos. FC lo tenía complicado, así que pasadas las nueve comenzamos a dar pedales calle Recogidas arriba. Llegando a las faldas del Albaicín decidimos subir por un sitio distinto, y  escaleras arriba. El suelo está húmedo y eso dificulta ir pasando los escalones. Llegamos a San Miguel alto. Desde aquí arriba y con el cielo encapotado se ve Granada con una luz especial, más grisacea. Esto junto con la lluvia hace que la Alhambra tenga un color más parecido al que dicen fue su color origina, el rojol; desde allí fuimos buscando la Abadía y la vereda del Aceituno. El camino está mojado pero perfecto, el suelo tiene su punto de humedad para que la rueda traccione, y hay que tener cuidado con la retama que está bastante descontrolada. El rítmo que hemos llevado hasta ahora es disfrutón, sin apreturas.

Una vez terminamos el Aceituno bajamos hacia el Sacromonte por unas espectaculares escaleras y desde allí bajamos a los pies de la Cuesta de los Chinos y ya puestos, y apesar de estar el empedrado bastante mojado, nos envalentonamos a subir la Cuesta. Si ya es complicada subirla en seco, hoy es un reto a nuestra habilidad ya que la rueda trasera resbala y resbala en cada escalón. Suerte que cada tranco es tan largo como la bici y mas o menos los vamos sorteando unos tras otros hasta llegar a la altura de la puerta de entrada del Generalife. Bebemos un poco y continuamos en busca de la Silla del Moro para subir y hacer las zetas de bajada junto con el tranco del cementerio, que por supuesto superamos (solo parece que queda uno de nosotros por superarlo...). Paramos un momento para arreglar algo de mi sillín y ha empezado a llover de forma más seria. Creo que la bajada hacia Cenes la vamos a dejar para otro día. Volvemos a subir por la Silla del Moro y nos dejarnos caer por una vereda la mar de juguetona y arriesgada, primero por unos trancos alucinantes e imposibles para la mayoría de los mortales y con unas curvas tremendas, y que nos deja en la fuente del Abellano, Paseo de los Tristes, Carrera del Darro, Plaza Nueva, Reyes Católicos, Recogidas y llegamos a casa justo cuando se desata  una tromba de agua de las buenas.

Lo hemos pasado muy bien,  no ha habido percance algguno y son las doce de la mañana y en casa; que contentas van a estar nuestras familias...

Al final salieron casi 20km, un desnivel de unos 700m en tres horitas de autentica BTT por los alrededores de Granada... Un lujo de jornada!!!

Solo falta la foto, a ver si el Martinez la sube??? 

domingo, 24 de marzo de 2013

TE TIENE QUE GUSTAR MUCHO ESTO DE LA BTT......

Tarde del sábado: whassaps de quedada con los colegas para el domingo...

FC me propone hacer km, estamos intentando prepararnos para la carrera que se hace en Padul. Son 80km y queremos hacerla lo más dignamente posible...Mi propuesta para todo el grupo de 40BIKE es ir con los coches a Cogollos y hacer una circular pasando por el Collado del Agua. Son kilómetros con varias subidas duretas, especialmente una de ellas. A FC le parece bien peeeero el resto o no quiere madrugar o no quieren sacar el coche o no están en Granada o yo que se...Total que nos apuntamos el Junior (Jorge, FC y Yo). La hora de quedada 8.00am, pero antes de salir decidimos que nos mandemos unos wsp porque amenaza lluvia para el domingo.

Domingo por la mañana: por donde vive Jorge llueve, por donde FC feo y donde vivo yo mala pinta...toca  jorobarse!!!, anulamos la quedada; saco a mi perrillo, compro pan y prensa y a ver la carrera de Alonso en F1, pero a Alonso le han roto el coche. Caramba que mañanita...miro por la ventana y veo que ha mejorado el aspecto del cielo, me visto de biciclista, me pongo las nuevas protecciones y las antiguas porque me voy al Llano de la Perdiz a hacer un Quejigal rapidito y para casa, me coloco el chubasquero ( por si acaso) y a la calle. Son las once más o menos. FC y Jorge si no os llamé a esta hora es porque supuse que ya estariais con planes...

Antes de subir hacia los jardines de la Alhambra por cuesta Gomerez ruedo por Reyes Católicos, Gran Vía hasta la Caleta y vuelta por la calle Elvira. No hay casi granainos por la calle. Emboco Gomerez, con sus puestecillos de marroquinería y souvenir preparados para que los turistas se lleven como recuerdos algo más que las impactantes sensaciones que provoca esta ciudad.


No hace demasiado frío por los jasdines y el silencio junto con el olor a tierra mojada hace que las sensaciones sean magníficas. El rítmo de pedaleo es tranquilo, voy a aprovechar para hacer unas series subiendo así que voy controlando el rítmo cardíaco.Llego a la entrada de la Alhambra y hay una cola de entrada impresionante, muchos de ellos de la tierra del sol naciente. Llegando a la Silla del Moro empieza a llover pero no me importa, me cruzo con bikers y runners de bajada, senderístas, paseantes con mascotas y gente haciendo treking. A todos nos está callendo algo más que un chirimiri, pero es curioso que todos vamos con una gran sonrisa dibujada en la cara. Llego al llano y busco la bajada del Quejigal. Me pongo las gafas transparentes porque no hay mucha luz Y para protegerme de las ramas de los arbustos y la retama y me tiro con la confianza que da llevar el nuevo chaleco de protección, coderas y rodilleras. El suelo, las piedras y raices están mojadas, de hecho por zonas baja agua como si fuera un riachuelillo, pero todo da su juego, todo son sensaciones; la lluvia, el olor a tierra mojada, las ramas y la retama que apartas y que te salpican más agua, derrapes en curvas, pequeños saltos...una gozada. Llego de nuevo a la silla del Moro y me tengo que parar porque el sillín se me ha movido y apunta hacia la próstata... y no tengo la llave de allen para arreglarlo. Aparece un mega grupo de senderistas (como 20 personas) y les pido ayuda, buscan por sus mochilas pero ninguno tiene nada que me pueda servir, que gente tan apaña...

Toca adaptarse, porque ha dejado de llover, me encuentro muy bien y no me apetece volver a casa; pués hagamos series levantado...Termino de hacer la primera subida y me cruzo con un Biker, le pregunto si tiene llave de allen, y me dice que síííííí´, arreglo el tema y sigo para arriba ya sentadito y cada cosa apuntando a su sitio..., y empieza a llover algo más fuerte. Bueno ya que estamos termino y me hago otro Quejigal. Llego arriba y emboco otra vez la bajada. Esta vez la hago un poco más rápido y arriesgando algo más...tanto entorno Camel es lo que tiene. Me cruzo con runners o cabrillas porque hay que ver como van, da gusto verlos bincar por los montes. Llego a la silla del Moro por segunda vez y el cuerpo me pide más...vuelvo a subir pero esta vez la bajada no la haré por el Quejigal no sea que...y busco otra bajada que conecta con la zona llana del Quejigal, pero a la altura o frente a la Abadía. Es un sendero menos rápido pero algo más técnico. Disfruto un montón, pero cuando vuelvo a llegar a la Silla del Moro, ya llevo dos horas y cuarto subiendo y bajando. Toca meterse en la lavadora y reponer fuerzar.


Llego a Granada, ha dejado de llover y hay más ambiente por las calles. Hace más frío o a mi me lo parece,debe de ser que voy calado hasta los huesos...pero dicen que sarna con gusto no pica!!!

El finde que viene tendremos masssssssssssssss, a ver si con más compañía...

martes, 12 de marzo de 2013

NUESTRA 1ª MARATÓN DE ALMUÑECAR





El año pasado ya había visto esta prueba del calendario de competición de la Federación Andaluza de ciclismo, pero al ver el desnivel que tenía en 55km, y teniendo en cuenta que Fernando Carretero y yo (Algecireño) aunque estamos federados, cuando nos apuntamos a estas carreras no vamos a competir sino a ver caminos y paisajes nuevos, disfrutar del ambiente de una competición y como colofón terminarla, a ser posible sobre la bicicleta, pués no me convencía la idea de pegarme semejante paliza...peeeero este año la vió el Carretero y me lo comentó; yo le dije que no , que es muy dura y que a esta altura de la temporada nosotros no estamos para esos trotes o almenos yo. FC no se dió por vencido (es muy tozudo) e insistió insistió comentandome que han publicado un desnivel de 1500m. A mi me extrañó que mis amigos de Almuñecar hubieran bajado el perfil de la prueba, pero miré y efectivamente estaba en 1500m. Pensé que para probarnos de cara a ver si hacemos Cortes 60 (2500m de desnivel en 60km...) podía ser un buen test...nos inscribimos y nos presentamos el domingo 10 de marzo, a las siete y media de la mañana en Almuñecar.
 
En Granada llovía a las seis y media de la mañana (hora a la que partimos) a cantaros. Pero en la costa es otra cosa, así que a las ocho y media y tras un delicioso desayuno, nos vamos a la cola para retirar los dorsales, que por cierto se retrasaron una hora en entregarlos.
 








Ya en la cola empezamos a oir perlillas como "no veas con la que ha llovido a ver cómo está el terreno", nosotros tranquilos porque peor que la prueba de hace 15 días en Quentar no puede ser...otra perla de otro biker "pués el otro día hice casi todo el recorrido y para mi que el desnivel que publican no es exacto"; FC y yo nos miramos un poco mosqueados, pero el calculo que él y yo hicimos era sobre los 1700m de desnivel y hasta ahí creo que aunque sufriendo, la hacemos. Otros que se saludan " que como estás, has entrenado?" a lo que le contesta " que vaaaa, estoy fatal salgo porque ya que he pagado" (mira que somos mentirosos los bikers,jajaja). Pasa el tiempo y llega uno y dice "a mi me han dicho que está sobre los 2000 y pico metros de desnivel", ahí ya se nos empezó a cambiar el gesto y entonces empezamos a observar con más interés el perfil de ciclistas que nos rodeaba, y había mucho mucho vinagre...y ni un mochilero. Empezamos a ver que la peña gastaba unos cuadriceps serios, y sin un pelo...la indumentaria era de estética clásica, burras rígidas de carbono o aluminio y ni dios llevaba una mísera mochililla en donde llevar 1,5litros de líquido...De Granabike venía Alícia y lo más granao del grupo. Tambien pudimos ver una peña llamada como cosotros pero de cincuentones, un biker que se ha bajado su rodillo para calentar, y es que la prueba es clasificatoria para la TITAN DESERT.

 

El remate me lo dió el que estaba en la cola delante de nosotros, un tipoespigado y muy flaco que le dice a unos de la organización "el arroz estará para las dos no???", yo miré el reloj y miré de arriba a bajo al colega y después a Fernando y le dije "TE LO DIJE TÍO, TE LO DIJE..." a lo que el Carretero soltó esa risilla típica que viene a decir "no veas en el lío que nos hemos metido", porque a nosotros nos gusta divertirnos pero sobre todo llegar....y por Dios que llegamos...


Se dió la salida con cinco km depedaleo controlado por el município y trás atravesar la zona de Velilla se dió el pistoletazo y a dar pedales...Yo creo que estaríamos unos trescientos inscritos, no veas como se estiraba el pelotón porque nada más empezar ya se empezó a subir. Nosotros nos quedamos al final del pelotón.
 

Con nosotros un prupete de chicos y chicas, que aunque no había muchas, si más que en otras pruebas. Los primeros 12 km de competición tienen un desnivel brutal, la peña se retuerce sobre las bicicletas intentando ganarle un metro tras de otro al camino y a la ruta. Este no está en malas condiciones y si no dabas más fuerza de la cuenta mantenías la tracción de la rueda trasera, pero tenias que echarte hacia delante para que la bicicleta no se levantara, que follón de equilibrio porque había surcos que ir salvando. Las pendientes eran muy pero que muy serias, entorno al 20%.La peña echaba pié a tierra, el pelotón se estira mucho mucho mucho, a lo lejos se ve el pelotón como si fuera una fila de hormiguitas. A mi personalmente una de las cosas que más me hace disfrutar sobre la burra, es ver que soy capaz de no bajarme de ella, y por ahora, palmo a palmo lo voy logrando.FC de vez en cuando se apea para hacer fotos y videos para goce de nuestros seguidores y amigos del blog, y porque es más prudente que yo porque a lo largo de la carrera demuestra que está mejor de los que dice (es otro mentiroso como todos, jajaja que divertido es esto).
En el ladillo de la verea que tratamos de subir veo a un tío que me tira fotos, pienso que se debe de haber confundido de biker, pero además me lanza ánimos diciendome algo así como  "llevas un ríto cojonudo, no te cebes que vas bien pero queda mucho", que bien me vinieron; luego en meta me reconoció él y resultó ser unos de los de la organización. Le debió molar cómo me retorcía sobre mi Giant para ir salvando metro a metro. Joder fueron como 12km por verea estrecha y con un desnivel brutal, brutal, brutal...y coronamos.

Después de coronar el primero de los innumerables picos de la ruta, en un momento dado y trás un sube y baja, vemos un cartel de avituallamiento a un kilómetro. Esto nos anima, porque podremos reponer un poco. Yo en estos ventitantos kilómetros he gastado todo lo comido los tres dias anteriores a la carrera, pero el puesto de avituallamiento no aparece, vemos gente de la organización pero nadie nos sabe decir nada sobre el asunto, esto nos malhumora un poco, porque lo pedaleado hasta ahora bien merecía una reposición... Yo menos mal que llevaba mi prolong en el bote y FC echó mano de una barrita porque sino...

Tendría que ser despues de bajar una cortita, preciosa y accidentada trialera y ya con el humor, las energías y el ánimo algo mermado, cuando encontramos en el município de Otivar el esperado puesto de avituallamiento. Descansamos un poco, comimos todo lo que pudimos y nos reconciliamos con la carrera...tras nosotros llegaron varios bikers, uno con el sillín roto, otro con la cubierta trasera hecha unos zorros, y una chica casi sin frenos traseros...yo estaba un poco dolorido en mano, muñeca, codo y hombro izquierdo fruto de una caida típica de trialera, pero que no me impedía continuar la carrera. FC aunque un poco preocupado por mi caida, siempre se las chupa.., y tras comer se volvió a animar.

Podíamos estar alrededor del km 30 cuando abandonamos Cazula, cruzamos un riachuelo, no sin unas buenas risas...al cruzarlo. Ahora tocaba algo de asfalto, seguíamos subiendo y subiendo, pero un poco de asfalto se agradece ahora. Con nosotros venían dos bikers, uno con sillín roto (que valor...) y la chica que estaba sin frenos que para arriba iba francamente bien. Mientras subíamos, un par de perros le cogieron cariño a la rueda de FC; aún ahora me estoy riendo recordando el episodio, que me perdone Fernando, pero es que a este no le gustan nada los perros. Se tuvo que bajar de la Comenncal y amenazarles con ella!!! para que le dejaran en paz...y lo consiguió. Yo a todo esto no podía parar de reirme porque a mi los perros no me molestan, pero el amor es libre...jajaja.

Coronamos en otro pueblecito, bajamos para volver a cruzar el riachuelo, pero en la bajada se movió el sillín y hubo que parar. Lo arreglamos, cruzamos el riachuelillo, no sin anecdota ( FC metió el pié en agua hasta media espinilla...jajaja) y continuamos nuestra fantastica carrera. Por cierto y en este punto pudimos apreciar el particular humor de un lugareño ancianete...pero nosotros a lo nuestro y p´riba. FC enseguida empezó a marcar rítmo, le había sentado bién el descanso y la comida. Yo en cambio no iba igual de bién, creo que comí más de la cuenta, era incapaz de seguirle, ni conseguía subir las pulsaciones ni la frecuencia de pedaleo, así que resolví darle un respiro al cuerpo y bajé el rítmo. Poco a poco fuí mejorando y el cuerpo me dió gloria bendita en otra épica subida, incluso adelantamos a algun que otro biker.

La web del tiempo decía que sobre la una llovería en esta zona, y llovió, pero nos sentó de maravilla. Entre esto y el paisaje, parecía que estuvieramos en Galicia haciendo el Camino de Santiago, como este verano.Recuerdo la subida  a O Cebreiro que nos granizó en agosto...(estos dias sale mucho en TV porque está nevando una barbaridad). Bueno que me desvío, esta zona al ser tropical es muy verde, húmeda y corre el agua por todos lados. Se la ve bajando por los caminos sin hacer barro, y se la oye bajando por sus cauces en el valle. El arbol de esta zona, para el que no lo sepa es el aguacate y los chirimollos. Había mucha gente podandolos. Tanto las fincas como los municípios están muy cuidados.

La subida que toca ahora es tendida y  llevadera, mucho mejor que lo hecho hasta ahora, el bosque es espeso y cuesta ver por donde va el camino, pero en un momento dado miro a la derecha y veo a lo lejos y muy muy arriba unos petos verdes fosforitos. Intuyo que son los de la organización, están muy muy alto respecto de nosotros y al otro lado del valle. Que horror, hay que llegar hasta allíííííí!!!!!, pienso para mis adentros. Le comento lo que he visto (como el que no le da importancia al tema) a FC, pero a este se le tuerce el gesto al ver hasta donde hay que llegar, porque mientras no ves el camino...pedaleas y pedaleas, pero si hay una referencia la cosa cambia. Lluego en meta me reconoció que se vino un poco abajo en ese momento; y llegamos a ese punto en el que estaban los del peto fosforito, y en él nos comentaron que un poco más adelante habría otro avituallamiento. Antes de llegar a donde se suponía que estaría el puesto hubo que dar muchos pedales, subir pendientes serias y sufrir, pero llegamos al sitio, pero no había nadie...bueno sí, nos topamos con un TT de la cruz roja en sentido contrario que bubo que esquivar...

TE LO DIJE FERNANDO, TE LO DIJE...(él me entiende a que me refiero, jajaja).

Bajamos bastante rápido por pista más o menos estrechita y con muchos surcos de lluvia, había que ir con tiento. De pronto y tras bajar vemos un cartel, antes de llegar a Las Espuelas, que dice "avituallamiento a 1km". Ya no sabíamos que pensar, pero doblando una curva de izquierdas nos topamos con él, PERO NO HABIA CASI NI AGUA...Los que estaban para atendernos nos atendieron como pudieron y muy amablemente nos dieron lo que pudieron. Suerte que yo llevaba mi Prolong que con un poco de agua hizo maravillas en este cuerpo, porque si no...Allí coincidimos con el biker al que le dejamos la bimba para poder llenar la rueda trasera cerca del primer avituallamiento, y se vino con nosotros. El del sillín roto yo creo que se retiró y la biker del freno roto iba algo por delante de nosotros, ya que mi problemilla con el sillín nos retrasó más de la cuenta. En meta la vimos y charlamos sobre lo currido. Tambien apareció otro biker que se quería retirar y pedía que le indicaran por donde debía de irse para evitar lo que nos esperaba...

No se como explicaroslo, pero estábamos como en el km 30 y tantos o así y las pendientes que debíamos de subir volvían a ser del 17 y del hasta el 25%. El primer repecho que ví solté un "esto es imposible de subir!!!", suerte que lo encaró primero FC y eso me animó y empecé a subir y subir y subir, conseguí encontrar ese rítmo lento pero machacón que me trajo hasta aquí sin echar pié a tierra en ninguna cuesta por dura que esta fuera. El colega de la rueda no podía subirse el su burricleta porque la rueda estaba muy mal, y FC ya no quería sufrir más y ambos fueron a pié tirando de sus monturas. Para poder subir había que retorcerse sobre la bicicleta, a esta le sonaba todo, tenias queintentar que esta no se levantara de delante, pero tratando de no perder tracción trasera. La vista clavada a un metro delante de la rueda delantera y p´riba. Llegamos arriba y ya llevábamos 2000m de desnivel y todavía quedaban como 10-15km y otros repechos, que se hicieron sin problema sobre todo porque en el horizonte teníamos una vistas impresionantes del mar, con unos tonos plateados, y delante del mar el pueblo de Almuñecar todo blanquito.

Lo que nos quedaba era una trialerita de bajada que tenía su peligro porque era muy estrecha, y profunda y habían muchos cantos rodados, luego entramos en las ramblas, el cauce del río, un paseito por entre las fincas de chirimollos, que están incrustadas en el pueblo de Almuñecar, bajada hacia la playa de San Cristobal, nos desviamos a la izquierda antes de llegar al paseo marítimo, y encarar la recta de meta... ya no nos esperaba ni Dios, pero no es un reproche, la prueba tenía un altísimo nivel y nuestra guerra es otra...aunque tenemos todos los sellos de los controles EHHHH!!!!

 QUE SATISFACCIÓN DA CRUZAR LA META, ese en nuestro premio, y creo que el de todos los que nos inscribimos en este tipo de competición para medirnos con nosotros mismos. El ciclismo es un deporte apasionante, muy bonito, muy duro e individual pero que en grupo se hace más llevadero y doblemente placentero. Todos nos necesitamos en carrera, una palabra de ánimo, consuelo, una cámara, una bimba, una llave de allen, un poco de agua...en la carrera como en la vida no se debe ir solo, mejor acompañados.

A la organización de la prueba le doy un diez en diseño de ruta, actitud, señalización, seguridad, arroz de llegada, servicio de limpia bicis y duchas, peeeeeero no puedo decir lo mismo de la organización de los avituallamientos, incluso los últimos tenemos derecho a alimentarnos en las mejores condiciones posibles, porque además la cuota pagada es la misma. Nosotros pillamos solo dos y el último casi no había ni agua. Aún así, mi más sincera enhorabuena y gracias a ellos y a todos los que han colaborado de una u otra forma para que tuviéramos este increible día de BTT en la Costa Tropical de Europa.

Los datos de la ruta son 55km, 2.100m de desnivel acumulado de subida y 209 de IBP. 40BIKE lo hemos recorrido en cinco horas y 45 minutos.Creo que es la Maratón más dura de cuantas hemos hecho, por delante de Parapanda y Guzmán el Bueno en Córdoba, y FC me comenta que por encima de los 101 de Ronda.  Creo que con un poco de entreno podremos ir a "Cortes 60".

TE LO DIJE FERNANDO TE LO DIJE, jajaja.

El video de la ruta lo subirá mi amigo de fatigas FC.



domingo, 3 de marzo de 2013

GRANADA-COGOLLOS-GRANADA



 Esta que está a la izquierda ha vuelto a regalarme otro extraordinario domingo con un día climatológicamente duro y ya son dos seguidos.

A las nueve de la mañana salíamos Jorge y yo (Algecireño) desde nuestro punto habitual de salida (cmno. de Ronda esquina Recogidas). La idea era ir a Cogollos Vega por el pantano de Cubillas, subir hacia la sierra de Huetor y ya veríamos por donde bajaríamos, yo tenía mis preferencias pero había que ver cómo estaba el terreno.
El día ha amanecido bastante feo pero no parecía que fuera a llover, hacía frio pero llevadero. Todas las montañas que rodean a Granada están nevadas, ya que el viernes pasado cayó en la ciudad bastante nieve, así que todo lo que la rodea está nevado. Esta es una de las razones por lo que elegí la Alfaguara. Esté como esté el terreno siempre hay buenos caminos.

 Hasta llegar al pantano de Cubillas todo es por asfalto, pero cuando llegas al pantano el silencio es distinto, es como más espeso, es como si el agua y los pinos que rodean absorbiera todo el ruido y crearan un vacío.
En un momento dado giramos a la derecha y  comenzamos a subir hacia Cogollos. La subida es bastante larga y llevadera aunque si no estás medio bien se hace un poco larga al final. El terreno está bastante bien, ha absorbido sin problemas el agua caida. Ponemos un rítmo llevadero y en una hora y tres cuartos ya estábamos en Cogollos, en nuestro bar fetiche y dando cuenta de un cafelillo con leche, media de aceite, tomate y jamón serrano granaino. Por cierto han cubierto con plástico duro la terraza, y ahora podemos desayunar en la terraza pasando menos frío. Un ratito de charla y p´riba. Hasta aquí hemos hecho 30km a un buén rítmo, ahora nos quedan unos nueve km de ascensión algo más inclinada, sobre todo los tres últimos.  Esta zona es más sobría y ya empezamos a ver nieve, estamos a unos 1100m. El terreno es más arcilloso y empezamos a luchar contra los elementos: barro,nieve y algo de hielo...pasamos el cortijo que siempre dejamos a la izquierda para afrontar los últimos cuatro km. Muy pronto comenzamos a tener tramos largos sobre nieve. Hay que tratar de mantener el equilibrio porque hay que ir despacito, aunque en algunos momentos hay que echar pié a nieve...Coronamos y comenzamos el sube y baja clásico dirección sur. La pista está regular, con nieve y barro y los coches van con dificultad y eso no es bueno para los ciclistas...En un momento dado tomamos el desvío a la izquierda para subir hacia la Cueva del Agua. Seguimos subiendo, pero esta parte es más exigente y hay más nieve que en la parte anterior, así que después de intentarlo, y dado que conozco lo que queda decidimos dar la vuelta dirección sur, para bajar hacia Alfacar; pero unos cientros de metros más adelante veo el desvío a la izquierda para llegar a un parquing y unas zonas recreativas. Nunca he ido por ahí pero pienso que la carretera me puede llevar a donde quiero ir, La Cueva del Agua. Efectívamente llegamos al desvío pero al haber tanta nieve creo que la bajada por la Cruz de Viznar va a estar peligrosa por lo que decido que nos bajemos por pista hasta el centro de visitantes de la sierra de Huetor. Estas son las vistas que tenemos hoy de Sierra Nevada desde la sierra de Huetor.


 

Lo que teneis arriba es la vista de la zona norte de la sierra de Huetor.


En esta foto está Jorge una vez que coronamos cerca de la Cueva del Agua. Aquí tomamos un refrigerio porque el desayuno ya está más que amortizado.
Desde aquí hasta el centro de visitantes es todo para abajo pero hay que ir con cuidado porque hay coches que suben, familias que han salido a andar, ciclistas tanto para arriba como para abajo, y perritos...
Llegamos al centro de visitantes y desde allí un poco de asfalto, otro poco de pinares, asfalto y llegamos al cruce hacia la Abadía del Sacromonte, con un sustillo del junior. Podíamos bajar por el Aceituno, por la Abadía o ir hacia San Miguel deshaciendo un camino que siempre hacemos hacia arriba; y como vamos mál de tiempo, son las dos (hoy no hay cerveza...) pues elegimos esta última opción. Os aseguro que es super divertida hacia abajo, llegamos a San Miguel Alto, Sacromonte, Albaicín muchas escaleritas y llegamos a Plaza Nueva. Bajamos Reyes Católicos y Recogidas. Ya estamos en el barrio, muy contentos después de 62km y 1.200m de desnivel; una buena ruta para probarme de cara a la carrera del domingo en Almuñecar... y me he visto bastante agusto. El finde que viene os cuento...