Páginas

jueves, 14 de agosto de 2014

Hoy nos vamos al Valle de Los Caidos ( El Escorial)

La ruta de este domingo tiene cierto sabor a despedida porque sera la ultima de este verano con mis colegas Los Gasupetos. La quedada la subió Nacho aunque finalmente no pudo acudir a la cita, un problemilla físico se lo impidió, lástima!La cita con mis amigos era a las 8,30 y a ella acudía sobrado de tiempo, peeeero cuando ya estoy acercándome con mi coche al punto de encuentro, me doy cuenta de que se me han olvidado las zapatillas, mekagontooo!!!, me tengo que dar la vuelta, avisar al grupo y volver lo antes posible, hay seis bikers esperándome...Llego, y me caen las clásicas y merecidas bromillas sobre los despertadores, las sabanas, etc. estos son unos cachondos...


Nos hacemos una fotillo y a dar pedales pasadas las nueve por carretera durante unos 5km dirección Valle de los Caídos. La idea es rodearlo de derechas a izquierdas y disfrutar de unas privilegiadas y exclusivas vistas, de las que soooolo se puede disfrutar sufriendo un pokillo sobre tu montura, claro que si vas con estos bikers no es un pokillo sino un muchillo, jajaja porque hay que ver como tiran estos mamones... Yo soy un auténtico ypeasodediesel, y necesito muuuucho rodaje antes de ser capaz de asomarme a la cabeza del grupo, y a veces lo consigo y otras no como los pimientos del Padrón,  pero en este comienzo me voy patras esperando mejores momentos.

Delante se coloca Nano y Luis que tiran, tiran y tiran. Además de estos, damos pedaladas Paco, Enrique, Juanma, otro Luis y yo, Algecireño y tercer Luis en el día de hoy, increíble tanto Luis junto!!! Abandonamos la carretera, pasada la entrada al publico para acceder al monumento, y nos metemos en una pista que sube sube y sube y no paaaara de subir. Es verdad que no con un gran desnivel pero no veas como aprieta el calor ya, y entre Lorenzo y el ritmo gasupeto, las piernas lo van notando, y obviamente el grupo se estira como un chicle, y cada uno va encontrando su golpe de pedal, hasta que llegamos a una pequeña bajadita, un poquito de asfalto que nos relaja un poco yyyyyy pistaparriba y poco conservada con una pendiente más exigente que la anterior. Suerte que esta parte se mete en la zona boscosa y esos magníficos pinos nos libran de la mala leche que lleva hoy Lorenzo. Hace calor, muuuucho calor, y como en el resto de este país este verano nos tiene un poco despistaos porque el día de antes no hacía taaaantakaloooo.


Pasada hora y pico y después de un montón de pendientes, decidimos parar a tomar un refrigerio, reagruparnos y coger aire para lo que viene. Del camino hecho lo que más me llama la atención son dos plantas que acotan el camino, una es la Jara, que las hay por todas partes en esta sierra. Es de hoja pequeña y pegajosa, y no suele levantar mas de medio metro del suelo pero las de hoy son altísimas,  yo creo que llegan al metro y medio,  y ades huelen muy pero que muy bien. La otra es muy curiosa y no la he visto en ningún otro sitio. Se trata de una planta de color verde, sin flor y que cubre el monte como si fuera un manto (manto monte, monte manto, makeao un poco cursi verdad,  pero es así jajaja), y cae hacia el camino por la ladera, es muchula.  El resto, lo de siempre, impresionantes pinos, tremenda arboleda, fuente para cargar agua, y casi nadie en el monte. Después de la parada nos espera una zona de pedaleo en la que esta restringido el paso...kagonto!!!, con lo que eso nos pone jajaja, pero hay que hacerlo casi en silencio no sea que el guarda forestal nos oiga, nos busque, nos pare y nos mande patras, pero en ese caso ya tenemos preparada una estrategia que no desvelare, jejeje. Lo hacemos sin complicacion.



Lo que viene ahora, que sigue siendo kuestaparibaaaaa, lo hago en compañía de Paco que me va contando cosas de la historia de El Escorial y sus gentes entre las que están sus padres, a los que rinde admiración porque sacar a su familia palante en esta zona nacional no fue fácil... Me contó entre otras cosas, que su padre participó en la construccion del tunes de Guadarrama y que por culpa de una piedra se eslomo, se partió la espalda...y de pronto y sin avisarme ni prepararme me dice Paco ¡Luis mira a tu izquierda! Joder kagonlaleche!!!, era la cruz del Valle de Los Caidos vista por atrás, y diréis vosotros, pues igual que por delante no?, pues si, una cruz es igual por sus dos caras, pero esta es muyyyy grande, estaba muyyyyy cerca y la tenia a la altura de mis ojos,  no tenia que alzar la mirada para verla, e impresiona joder!, no me pare, seguí dando pedales pero la mirada está clavada a la izquierda, en el monumento hasta que unos enormes pinos me la taparon...poco después paramos en un mirador para hacernos unas fotillos, refrescarnos, tomar algo y disfrutar de las novedosas y magníficas vistas.



Continuamos  pedaleando, y fue entonces cuando mejor me encontré físicamente ( ya os digo, soy un diesel), y decidí disfrutar de este momento, y aproveche para ir con Nano, lleva varias salidas sin aparecer y me cuenta los motivos. La verdad es que no esta teniendo su mejor verano, pero cuando puedye se escapa con el grupo a disfrutar de lo que más le gusta que es hacer deporte, teníais que ver como pedalea con sus casi 60 primaveras, es un animal.




 Y casi sin darnos cuenta, llegamos a una fuentecilla. Cargamos agua, nos hicimos unas fotillos y continuamos con la marcha; seguí llevando un magnifico ritmo aunque no me alcanzo para seguir con el de los avinagraos y sus 29 jajaja; y llegamos a los pies de Abantos,  donde pararíamos para hacer otra fotillo  a demás dedisfrutar del paisaje.

 
Se observa la sierra de Guadarrama, el Pantano de Valmayor, El Valle de los Caídos y como el día esta claro, se ven hasta los rascacielos de Madrid.


Lo que viene ahora es totalmente diferente, un terreno en el que me muevo con mas suficiencia. Lo primero es una bajada chunga chunga por cortafuegos, después un camino mas o menos llano, lleno de retama sin podar...Es un camino poco transitado, muy rápido,  con ganado de por medio y que solo usamos los bikers y los bomberos, así que el ritmo fue animadete. Después de esto,  viene un precioso, estrecho y serpenteante senderito poco mantenido y acotado por mucha vegetación, que nos araña las piernas y manos, y que casi te impide ver por donde va el sendero. Las rocas se te aparecen casi de sorpresa y esto provocó un traspié del bueno de Nono, que dio con sus huesos en el suelo aunque sin dejarle huella, la verdad es que el ritmo es bastante vivo. Luego conectariamos con otro senderillo que ya hicimos en una de las rutas de julio, llamado el camino del Agua. Aquí ya me desmelene del todo, buscando las mejores sensaciones y le tiré todo lo fuerte que me pedía el cuerpo, ya sabía que me quedaba poco para llegar a San Lorenzo y acabar con mi verano betetero por estos lares, y de la mano de  Los Gasupetos...y llegamos al pueblo. En estos momentos nos abandonan tanto Enrique como uno de los Luises, los otros dos continuamos con el grupo en busca de un bar en el que regar estos machacados cuerpos y disfrutar de lo hecho. Elegimos uno a la entrada y....lo de siempre jajaja.


Hoy subo la crónica desde la costa, como Paco jajaja (él me entiende) y como por aquí no se donde hay un sitio con internet desde donde subir las fotos, por ahora os subo solo la crónica y mando un fuerte abrazo a todos los amigos con los que he pedaleado durante este escurialense verano, Paco, Juanma, Julian, Nacho, Angel, David (y sus kolegas), Luises y  Enrique,  y ahí va mi invitación a montar un finde betetero en Granada.



En Madrid, como os he comentado a algunos, os dejo a mi amigo y compañero de aventuras beteteras por Granada, Fernando Carretero que os podrá terminar de convencer...

Bueno, ahí va un regalito para tod@s y cierro esta crónica con esta foto de un atardecer de mi aldea, kasinaaaa!!!




sábado, 9 de agosto de 2014

Los Ingenieros (Peguerinos). La-Ru-Ta.

Para hablar de esta ruta me tengo que ir a mediados de Julio, a una conversación con el amigo Julian. Al terminar la ruta de ese domingo y comentarle que me había gustado mucho, me comentó que había una ruta muy buena y que el grupo la quería hacer un domingo que justamente él no estaría, y que no me la perdiera por nada del mundo, que probablemente es una de  las mejores de esta zona. Le pregunte ¿del estilo de las zetas?, no  mucho mejor!! me dijo. Me quedé un poco sorprendido porque tengo verdadera devoción por esos 2,5km de subida o de bajada, y pensar en algo mejor y mas duradero me ponía los pelos de punta. Luego vino la ruta de las Navas, Peguerinos y la de los Montes alrededores del Escorial.  La primera fue muy divertida como manifesté en la crónica, Las Navas asombrosa , los Montes fue mas dura que bonita con un comienzo y un final muy chulos, pero la ruta de este domingo las ha superado a todas, y tuvo de todo lo que se puede esperar de una autentica ruta endurera, veredas, senderos, caminos rotos, kuestas, kuestarrones, bajadas bajadones, paisajes, caídas y averías, y muyyyyy poco publico (domingueros, y sin animo de ofender a nadie). Ya no diré que no creo que nada la supere porque eso pensé tras Peguerinos, pero tiekesemurraro que haya algo mas bonito que Los Ingenieros por estos lares...


Comenzamos a dar pedales desde Peguerinos (AVILA), lugar al que llegamos tempranito en coche. Los bikers que acudimos a esta quedada fuimos Julian, Juanma, Angel, David, Nacho y yo (Algecireño). Saliendo del pueblo primera kuesta y luego kuestarrón., coño parece kestamos en mi Grana!!!. Los siguientes km son parte  de los que hicimos en la ruta denominada Peguerinos, la parte menos espectacular; en un momento dado giramos a la izquierda y bajamos como hacia el oeste del anterior track (Peguerinos), un poco de pisteo y enseguida encontramos un senderillo que nos lleva; es muy estrechito, y a su izquierda hay un pinar tremendo por el que hay que localizar el desvío.
   



Nacho, que lleva el track en su gps, se pone a ello y lo localiza, y poco después llegamos a una cerca con un curioso cartel que nos indica que en ese punto estamos entre Avila y Segovia,  y venimos de Madrid...esto promete. Allí nos encontraremos a un senderista con el que charlamos, aunque no demasiado, no era la alegría de la huerta el hombre...














Desde aquí hacemos una bajada complicada con mucha piedra suelta y luego bajadondelaleche con el Nacho preparado haciendo fotones.




A continuación haremos una subida imposible con la burricleta a cuestas, que no digo que no se pueda hacer pero el terreno está muy blando y suelto (así somos los de Bilbao,y que nacemos en Algeciras jajaja).


Aquí paramos para reparar mi primera avería (hoy me las pedí todas), y coincidimos con un senderista y su peasodeperro. Lo que viene de aquí en adelante es ya de locos, en serio que pocas cosas más bonitas he visto, sobre todo durante tantos km. El sendero es estrechisimo, y zigzaguea por entre pinares tremendos, y a nuestra izquierda una caída chunga, por lo que hay que ir concentrado muyyyyyy concentrados. El ritmo lo pone Julian, ya me entendéis verdad?, y si no lo pone David, no se quien es mas peligroso, y si es pabajo se cuela Nacho y ya la tenemos, o yo que tampoco soy cojo, los mas trankilos y prudentes pabajo... son Angel y Juanma, porque parriba echales un galgo. En un momento dado paramos, para reagruparnos, y le pregunto a Julian "oye, ¿y esto es siempre así? ", a lo que me contesta "esto no ha hecho más que empezar", DIOSMIODEMIVIDAAAAAA!!!

Describiros cada zona es imposible,  hay que hacerlo. Los arboles son kilometricos, el bosque es espeso muyyyyy espeso, no entra apenas el sol, el sendero es estrechito y lleno de raíces, piedras o rocas que hacen que el que vaya primero tenga problemas, pero el que va segundo está mas que preparado y al acecho pa pasarlo jajaja, es muy divertido porque el ritmo es endiablado, y si torpeas un poco, patras ketevas, jajaja. Al terminar de hacer la ruta le comenté a Nacho que habíamos parado poco, que hicimos pocas fotos, pero ¿kien se paraba?jajaja. Casi sin darnos cuenta llegamos a una encrucijada, pero antes de eso tuve mi segunda-tercera avería: pinchazo y tija doblada...madremiademivida!!! pensé al saltar sobre un riachuelo; al caer se me soltó un pie de la cala y caí con todo el peso sobre el sillín, y aquello se dobló...me bajo, y a todo esto mi móvil había salido volando también y me lo traían los compis, compruebo daños,  rueda pinchada y tija doblada, suerte que estos tíos son la caña. Reparamos pinchazo con una cámara de un colega ya que yo gaste la que tenia anteriormente, y con la tija a Nacho se le ocurre que le demos la vuelta y a ver qué pasa...al colocarla, me subo para probar y voy cojonudo!!!,
en estos momentos había llegado un solitario biker con una Commencal rígida con 150mm. en la horquilla, y charlamos con él sobre su burricleta. Una vez pasado el susto, que podía haber sido peor de no ir con estos peasodekompañia, nos pusimos a la faena. Los primeros momentos fueron timoratos, y además en las bajadas ya no podía bajar el sillín, pero al quedar un poco mas bajo, pues pasaba el culo y apoyaba la barriga, total que tras pedalear un ratito volvía a ser yo mismo,jejeje incluso mejor !!, porque en las subidas llevaba una posición más de ataque, mas adelantado, y eso me permitia dar pedales sobre el eje de pedalier sin ponerme de pié,  y eso me permitió subir con mas fuerza, aunque llaneando sufrí un poco.






 Bueno llegamos a esa encrucijada y erramos el camino, suerte que decidimos volver sobre nuestros pasos al cruce, y allí nos encontramos a una pareja de senderistas que nos orientaron.




Lo que vendría ahora, después de esa locura de sendero por entre tremendos pinos, es un río seco, es decir, un cauce sin agua y lleno de piedra suelta kehabiakesubiiiii, osea un imposible, así que echamos pié a tierra y gran parte de él lo haríamos junto y no sobre nuestra burricleta. Durante este rato iba oyendo comentarios sobre David, otro David distinto al que nos acompaña, que es el que al parecer nos ha pasado el track, y que se conoce bien esta ruta. Creo que a este biker lo conocí el día de la carrera de las Navas. El hombre esta jodido por una hernia (mucho animo y paciencia, y gracias por este regalito).


Terminada esta parte, quiero decir estaimpresionantepeasodepartedelaruuuuuta, nos vamos en busca de la otra, tras un ascenso por pista. Esta segunda parte la conozco porque la hice (Peguerinos), pero no por eso es ni menos bonita ni menos interesante, muy al contrario, ya que hoy la hacemos para abajo, y aunque tiene un desnivel pequeño es suficiente para llevar otroritmodeloooookos, y ¿ quienes van delante?...pues eso...kechalaura de ritmo por un senderito muyyyyy estrecho en plan slalon porque pasas un pino y ya llega el otro, y cuando no te desequilibra una raíz lo hace una roca o un saltito, del que más te vale bajar al suelo rápido no sea que no tengas tracción para pasar la siguiente curva/pino/vayausted a saber...cómo iríamos que el bueno de Angel, según nos cuenta él mismo, y al ir algo más retrasado, les pregunto a unos senderistas si habían visto a unos bikers bajar, a lo que les respondieron que sí,  pero que iban a toaleche, o algo así...
Ahora toca un poco de pisteo más o menos llano. Ahí se pusieron a tirar tolapeña como si acabáramos de empezar, kagonto!! como me costaba seguirles, ahí la inversión de la tija no me ayudo mucho, jajaja. Después de esto llegamos a una zona de acampada subrealista, en la que hay un par de campos de fútbol de tierra en terreno muy pero que muy irregular, y hasta ahí todo normal, pero es que también había un par de campos de basket en ese mismo terreno, curioso...Después vienen unas veredillas de subeybaja, con sus piedrecillas, arena, raíces y que también las hicimos a cuchillo, y para terminar una supertrialerita de bajada la mar de chula a la que llaman La Mariposa, y que desemboca en el pantano; y como toooodo lo demás, la hicimos como si no hubiera unnnnn mañana,  bueno yo me corté un poquito, pero poco eh!!!. cómo bajaríamos que el bueno de Nacho, al salir de una curva de derechas cerradadelkoponnnn, hizo un aterrizaje forzoso, aunque sin consecuencias, lo que viene siendo chapa y pintura.




Pedaleamos un par de km por asfalto llegamos a Peguerinos  muy contentos y y satisfechos.

Montamos las burricletas en los coches y nos fuimos a por el tercer tiempo en Santa María de La Alameda,  a un hotelito rural a tomarnos unas cervezas y celebrar por toloalto el increíble día que habiamos pasado.













Y colorín colorado este kuento sakabado...






Mira kekaritasemakeao!!!


















El findekeviene más pero no creo que mejor...¿o si?

martes, 5 de agosto de 2014

Por los Montes de los alrededores del Escorial

La ruta del pasado domingo fue probablemente la mas calurosa del verano, hasta ahora en esta zona, y seguramente la mas dura. El promotor hoy fue el amigo Nacho, al que le doy las gracias porque todas las fotos que pongo son suyas, y por eso no sale en casi ninguna... 
La quedada era a las ocho y media en San Lorenzo, desde ahi subiriamos por asfalto las importantes rampas que hay por la zona norte del municipio, y desde ahi enganchariamos un precioso sendero que nos llevará a los pies de las zetas, y sus espectaculares 2,5km de curvas.

El ascenso lo hace cada uno a su aire y que no te falte. Por delante se pone el amigo Julian y después el resto...a mi en esta ocasión me cuesta menos subirla,  seguramente porque me ha sentado bien la ruta del viernes. No os la describiré porque ya lo he hecho en otras ocasiones pero os diré que hay que ir peleando cada metro que pedaleas, cada tranco, cada curva, pero cuando coronas te sientes muy pero que muy bien... Coronamos,  nos reagrupamos y continuamos la marcha por asfalto dirección Abantos.

Esta parte es también bastante exigente por sus desniveles, que llegan a cotas muy pero que muy serias. Lo podemos hacer en compañía ya que es carretera, y la subo con Nacho charlando de como ha ido el año en lo de dar pedales, etc. En un momento dado vemos un biker echaoalakuneta de pié junto a su burricleta,  le preguntamos si está bien, y nos dice que no (está rebentao), le invitamos a que se acople con nosotros,  que queda poco para coronar, pero dice que de eso nada, kenodaunapedala de más,  jajaja, y ahi le dejamos con su pena. Unos metros mas adelante estaba el compañero medio descojonao...

Coronamos y nos volvemos a reunir tolapeña, nos desviamos a la izquierda por una pista, kepikaparriba kes un gusto, ahi  voy con Paco y aprovecho para ponerme al día de unos asuntillos, y me cuenta su próxima excursión al Camino de Santiago, que recuerdos me vienen mas buenos, él lo hará en compañía de su mujer y andando. Casi sin darnos cuenta, llegamos a un punto desde el que bajaremos por un rápido sendero a Robledondo, pueblo de David.



La bajada es tela de rápida y peligrosilla, llegamos a una fuentecilla,

cargamos agua y atravesamos el pueblo, un poquito de asfalto y buscamos la zona de bajada hacia mi aldea, La Hoya.  Es una bajada mas corta que la anterior pero con un comienzo de piedras chungo chungo, que por suerte todo el mundo supera, y desde ahí bajamos a mi aldea, La Hoya,
nos hacemos una fotillo y bajamos hacia el rio.


Llegamos, fotillo de rigor y nos preparamos para la subida a la Paradilla, la tercera pedania que hacemos hoy del municipio de Santa Maria de La Alameda. El ascenso se las trae, es corto pero duro duro, y no corre una gota de aire...La peña resopla antes de meterle mano , y subiendo que es gerundio...
coronamos y nos metemos en la aldea, la gente esta tranquilamente en las puertas de sus casas, unos haciendo unas cosas y otros otras, les vamos saludando según los vamos viendo hasta abandonar el casco urbano y tomar el sendero que nos ha de llevar a Robledo de Chavela.

El sendero es muy bonito, lleno de piedras y rocas. Unas veces pica parriba y otras no, y te permite  obsevar el daño que hacemos al monte. El año pasado un o una descerebrad@ le prendió fuego al monte, y lo que debia ser un explendido pinar, es hoy un monte pelao. Solo quedan en pié algunos troncos abrasados. Impresiona verlos.
Por otro lado, maldita se el o la que lo quemó,  porque no se si lo he comentado pero hoy hace una kalóketekagas, y las únicas sombras del dia fueron las de las zetas, y a la hora que las hicimos no las necesitamos...
 
Al terminar este camino ya eran las doce y media,  y entre la caló,  la hora y lo que quedaba,  planeo la idea de acortar la ruta volviendo por carretera, peeeero al final decidimos continuar con lo previsto.Lo que vino ahora era un terreno un poco antipático porque son urbanizaciones de montaña, con mucho subeybaja por asfalto, pero se hace y tras bajar por una trialerita llegamos a Robledo de Chavela.  Alli cargamos un poco de agua, yo ya me he bebido mas de 2,5 litros entre isotónica y agua, cambiamos mi cámara ya que he pinchado y salimos del pueblo buscando la ultima subida del dia, "la cuesta del jamonero". Metemos molinillo y a tomarnoslo con filosofía,  tanto que casi nos adelanta un senderista, al percatarnos y comentarlo nos dice el colega "no os preocupeis, es que yo tengo muchas patas", que cachondo, suerte que se desvio antes de adelantarnos, jajaja. Coronamos, y hacemos un corta pero preciosa vereda, con esas enormes rocas redondas que te permiten pedalear sobre ellas sin demasiada dificultad,  luego una bajadita corta por asfalto y empezamos abris y cerrar puertecitas para atravesar finquitas. ¿Os he comentado que hacia kalorrrrrr?, pues eso...luego un poco de pisteo que aprovechamos para hacernos fotillos mientras rodamos, y a aumentar el ritmo; y llegamos al pueblo de la familia del amigo Paco.


Me indica donde vivieron sus abuelos, y donde nació su hermano, entre otras cosillas. Cruzamos el pueblo y nos desviamos a la izquierda para tomar un bonito camino quee nos llevará a la calzada romana. Aquí hay alguna que otra sombra, y aprovechamos para darnos un gusto a la mollera. El camino tiene mucha arena y eso complica la pedalada pero tambien tiene unas enormes y redondas rocas por las que se puede pedalear,  son muy divertidas, y con estas y casi sin darme cuenta, digo casi porwue como no iba el primero, me dio tiempo a parar para bajar la tija y meterle mano a la calzada romana...

Lo primero fue salvar un impresionante tranco quei fox de 100 se trago haciendo tope como una kampeona, ufff kesussssto!!!, luego una roca y otra y otra y otro tranco y otro y otro y yokesekemasssss, y para terminar otro enorme tranco, y como yo era el último en terminar, por haberme parado a bajar la tija, pues ahí estaba toda la peña mirando atentamente a la jugada, y el Nacho con su cámara de fotos venga a disparar fotos, y una y otra, y otra, y el resto mirando al ultimo de la camada, y vosotros direis " coño ¿ y to eso te dio tiempo a ver mientras bajabas?" posi, toesomediotiempo a ver, jajaja y con semejante público ¿ no te irás a hostiar verdad?, y no lo hice, eché el culo tampatraskomopude y lo pasamos mi giant primero y yo después agarrao a ella como si me fuera la vida en ello,  jajaja.

Lo que vino despues fue un camino con muuuucha arena, y de esas espectaculares y enormes rocas ciclables que recorrimos al endiablado ritmo que marcaba el amigo Julian, que hizo la mili en mi pueblo (Algeciras) ¡kearte! ¿no?. Hubo que esperar a Nacho y Angel al final de este camino, ya que aquel pinchó..
Y llegamos a nuestro querido Escorial, a nuestro bar fetiche a tomarnos unos cubos y brindar por esta peasoderuta preparada por el amigo Nacho.
Me dicen que el domingo que viene haremos La ruta de los Ingenieros, y que es pachuparselosdeos, jajaja ya os contaré amigos.