Páginas

viernes, 23 de diciembre de 2016

Feliz Navidad amig@s





Que mejor forma de desearte unas felices fiestas, a ti que lees este blog, que con una crónica de la quedada de antes del 24 de diciembre.




Así rezaba la convocatoria que preparó Balakook


Antes de las nueve de la noche fue llegando la gente que íba a ir a este tradicional acto. Esta es la cuarta edición, así que hay solera. Esta es mi primera asistencia, y voy con la incertidumbre e ilusión propia. Eso sí, sabía que frío íbamos a pasar porque me previno la peña, así que me puse mis mejores galas: térmica, botas y guantes extremos.  Metí en la mochila mi cortavientos y un verdugo para la vuelta, y en la otra cremallera las viandas a compartir con los "bikepartorcillos". Decoré mi burricleta, y me fui a la convocatoria.































Sobre las nueve Santi logró cerrar la tienda, y ya estábamos tod@s listos para salir. Nos hicimos unas fotillos y a dar pedales.








Carlos pasó a saludarnos, aunque no se pudo apuntar...



El de la foto es Santi, aunque no le reconozca ni la madre que lo parió. Se preparó su Fat y le acopló unas buenas alforjas llenas de viandas y líquidos con los que hidratarnos más adelante...


Yo no soy un habitual de las nocturnas; aunque vayas por los sitios habituales, que conoces, no tiene nada que ver, la experiencia es diferente. Merece la pena hacer alguna de vez en cuando, Balakook las tiene programadas todos los Jueves. 

Bueno nos hemos juntado un montón de bikers entre la gente del club y los de Granabike. Esta peña es un grupo importante de Granada, tienen muchísimos bikers dando pedales todos los fines de semana, por todos lados, me recuerda mucho a mi peña de Sevilla BTT. Hace tiempo que quería salir en alguna quedada con ellos, hacen algunas la mar de interesantes, como la bajada a la playa.

El recorrido lo diseñan todos los años los Capelli, pero este año Miguel no ha podido asistir por temas laborales, así que los Juanjo comandan al grupo. Subimos dirección Alhambra Palace y antes de llegar a la casa de Falla nos desviamos a la derecha.








  
El grupo de Granabike le mete ritmo a la subida, yo voy con Jose Luis (presidente del Club Guad Al Xenil) charlando de los proyectos en los que me ha integrado: 



Son dos proyectos diferentes y apasionantes ambos. El primero es una gran prueba para intrépidos de la carretera: 161km, 3 puertos de 1ª, 3.800m de desnivel...ofú!!!, y el segundo tiene que ver con los peligros y la inseguridad vial que sufrimos l@s ciclistas todos los días, ya sea en situación de ocio o de trabajo. "Ciclistas en Acción por metro y medio" es la plataforma que lo va a mover. Ya iré contando en la web del C.D. Guad al Xenil.

Casi sin darnos cuenta llegamos a la rotonda que hay cerca del aparcamiento de La Alhambra,  allí paramos para reagruparnos. Mientras tanto Juanjo (de Granabike) saca una bota y nos hidratamos un poco; sienta de lujo.











No tardamos mucho en ponernos en marcha dirección el Llano, aunque nos desviaremos a la derecha pasando una cadena, en busca del Canal de los Franceses.






Este tramo ya lo hicimos más agrupados, podías ir sin el foco encendido que no te pasaba nada, la pista parecía un campo de futbol. Apenas nos encontramos a nadie, algún coche subiendo hacia el Llano, seguramente a ver las estrellas... hacía una gran y oscura noche.

Llegamos a "la cadena", y cogimos el desvío. Es pista anchita y en muy buen estado, luego vendría el senderito ito ito, con sus boquetes, su retamas y con sus famosos puentecillos, que de noche acojona un poco hacerlos, pero se hicieron sin percance alguno por parte de todos. Luego bajada endurerilla, con mucho pedrolo, en la que unas burricletas disfrutaban más que otras. Llevábamos un tándem en el grupo, impresiona verles como se manejaban en esta parte de la ruta, así como a Santi y su porta alforjas, como también me impresionó la pasada que me dio el "bueno" de Javier; casi no cabía un papel de fumar entre su trasera y mi delantera; yo me disponía a adelantar a Felix cuando se metió el Javierrrrr por en medio, ke tío!!!, me descojonaba por dentro, siempre le pone picante al asunto. Luego me vino un poco apurado, pero sabe que no me importa, y además no es la primera ni la última jajajaja.

Al terminar esta bajada viene una subida por un pedregal. Se hace difícil el pedaleo, y acaba de forma agónica. Las lluvias han traído toooodas las piedras del mundo a este tramito. Al finalizarlo, a "alguien" se le estropeó "algo" de su bici, pero por suerte, por allí vive un biker amigo llamado Fede, al que se le llamó, y como hacen los amigos, ayudó a solucionar el problema. Tengo que llamar y recomendarle a ese "amigo alguien", averiado, un taller gueno gueno que hay en la ribera del Genil, pero sin acritud ehhhh, desde el cariño. Hasta el mejor de los escribientes tiene un borrón jajajajaja.

Retomada la marcha, Mikel tomó relevo con las alforjas hasta El Cristo del Almecí, en el Cortijo de Belen, donde montaríamos el Belen, peeeeero para llegar allí, hubo que pasar algunos "Lagos Michigan", y claro, guasa tooooda la del mundo. El ambiente es fenomenal, y se cantaban algunos villancicos, pocos, pero alguno cayó. Para el año que viene hay que meterle música navideña a los móviles, o pedirles a Sony Music que haga unos reguetones navideños, seguro que triunfan jajajaja.

Al llegar, lo primero que hicieron los Juanjos, a los pies de la puerta de la Ermita, fue montar nuestro clásico Portal de Belén,





















Y tras estas respetuosas fotografías, se desataron las hostilidades...





Manolo celebrando su cumpleaños









Mikel fue el único que se disfrazó de Balakook: un 10




Entre los Granabike alguien se puso unos cuernecillos en el casco, biennnn!!!


Hubo de todo y por su orden, no faltó gloria bendita, ni de nada que no nos descontrolara ni el colesterol, ni los trigliceridos ni na ni na, y aunque en un lado nos pusimos los Balakook y en el otro los Granabike, el espacio es muy reducido y ambos clubes hacíamos escarceos hacia los otros territorios amigos. Yo busque con interés las famosas croquetas, de las que tan bien me hablaron y que trajeron el año pasado, pero debí de llegar tarde, pero sí me alcanzó para testar la no menos conocida y exquisita tortilla de patatas...

La bota pasada de un lado al otro, e iba bañando de alegría a toooodo el que se ponía a tiro, y de postre no faltaron ni las rosquillas de anís, ni los polvorones ni por supuesto las "chuches de Javier..."








Una vez que terminamos, y nos quedamos bien satisfechos de todo, limpiamos el escenario y nos subimos en nuestras monturas dispuestos a cabalgar de vuelta.












Del camino de vuelta qué te puedo contar...a ver, fue muy alegre y divertida.  Aunque hacía frío, y había que volver a pasar los "Lagos Michigan", toooodo era diferente, como mejor ¿sabes?; las cuestas eran para abajo, las curvas eran menos curvas, los lagos menos lagos y se cantaban más villancicos jajajajaja, te haces una idea verdad???, pues eso.

Justo en el cruce que te lleva hacia la urbanizacion Cerro del Oro, o hacia el Llano o hacia Jesús del Valle, unos tiraron hacia Cenes, y otros tiramos hacia el Cortijo dirección Sacromonte. 

Los que nos fuimos por este lado, por pista muy pero que muy rota,  hicimos una bajada de esas que se hacen cuando se está la mar de fresco y con toda la luz del día, salvo que ninguna de las dos condiciones se daban, pero nos dio igual...maemiademivida...

Al llegar a Jesús del Valle pensé que ahí nos relajaríamos un poco, pero nooooo, Javier no lo permitía. Vereilla que pillábamos estrechita le metíamos a tope. Íbamos junto a la acequia y sooolo se oía a su agua fluir por ella y las bicis. Ya los charcos nos daban igual, ni los rodeábamos. Llegamos a la zona de asfalto y Migue cogía el relevo; repechito que veíamos, repechito que le tirábamos, y claro si te metía en esta, en la siguiente le metías tú...en fin como chiquillos, como siempre.

Al llegar a la curva del Restaurante "El Juanillo", Juanjo, Paco, Jesús y Javier siguieron para arriba. Un compañero de Maracena, Migue y yo seguimos juntos un ratito más, y en Reyes Católicos nos terminamos de despedir.

Al llegar a casa tuve que coger la burricleta en peso para llevarla a su sitio, más barro no podía llevar.

Duchita y a la cama con todas esas sensaciones fluyendo por todos lados, la mar de contento de la jornada que hoy he disfrutado con todos estos valientes, que desafiaron a las temperaturas, porque frío hizo tela tela tela!!!




















¡¡¡ FELIZ NAVIDAD !!! 



lunes, 19 de diciembre de 2016

Otro fin de semana estupendo...





La salida del domingo no se comprende sin que te cuente lo que pasó el sábado noche.   



Santi organizó la cena del C.D. Balakook, y ahí estuvo El Titi, y claro, cuando el domingo por mañana puse en el wsp del grupo que iba a salir a dar pedales, y que ¿quien se apuntaba?,  ni Dios contestaba, ni para decir que no... bueno ni Dios tampoco, porque se apunto Manolo...que como él dice,  " Luis, hay que ser gallo de noche y gallo de día"jajajaja, dí que sí Manolo, con un par!!! A Gilo le dí el toque telefónico pero como no confiaba en que nadie saliera, se fue al gimnasio, Javier tenía compromiso familiar y Paco y Jesús iban a una carrera que organizaba Dongo, peeeero ¿y el resto?

Bueno ya que he comentado lo de la cena... En coqueto edificio está el Lemon Rock, que no es que este bien, está (como dicen los jóvenes) lo siguiente. Peaso de garito que nos han montao en Granada; es digno de todo un París, Londres o NY, perostákí, en Graná. Todo en este lugar es diferente.












Para la cena de este año, Santi reservó la zona de restauración del local pakesupeñaecharambuenrato, alrededor de una tremenda mesa con su buena comida, cervezas para aburrirnos de ellas, buen vino, tartita de postre y copasaaaao; pues allí estuvimos hasta las dos más o menos, hora en la que este local ha de cerrar, ya que es también Hotel.













Fuimos apareciendo sobre las nueve y media, y acomodándonos. Me dio mucha alegría ver a mucha gente con la que no doy pedales desde hace demasiado tiempo, y a los que por ello también regañé, porque las convocatorias hacerse se hacen...

En total estuvimos Santi, Ana, Chema, Migue y su mujer Mirian, Manolo y su mujer Pilar,  Pedro y su mujer Magda, Sergio y su mujer Rocío, Abrahan y su mujer Rosa, Beatriz, Alex, Juanjo y Miguel Capelli, Paco, Jesus, Javier, Carlos, Emi, Jorge, Edu, Rafa y servidor (Algecireño), creo que no se me ha quedado nadie. Una curiosidad, solo hay un nombre repetido...




























 Contar lo que allí pasó es tontería, te lo puedes imaginar; un montón de deportistas aficionad@s a la bicicleta, con tiempo, bebida y comida...Lo pasamos realmente bien, y hay que darle las gracias en primer lugar al que es alma de este grupo, Santi, y como no, la gente que está día a día con él, para que todo funcione, y podamos disfrutar de nuestra pasión: Ana, Chema y Migue.   Luego estamos el resto, que en la medida de lo posible aportamos lo que podemos para que este grupo siga creciendo y reencontrandose año tras año. En mi caso llevo solo dos cenitas, pero desde el primer día me sentí la mar de cómodo con tod@s.











Bueno, como contaba, el domingo por la mañana no había demasiado ambiente de quedada, yo mismo, cuando me levanté sobre las nueve y media no tenía el cuerpo para casi nada, pero de pronto me meto en facebook y veo una foto de Manolo en el Llano, ¡¡¡y la ha colgado a las diez de la mañana!!! Que cabrón!!!, se ha hecho un llano!!! y yo aquí esparramao...

Le felicito por facebook, y me responde que es la del año pasado jajajaja, pero el caso es que me han entrado ganas de vestirme y coger mi bici; lo cuelgo en el wsp del club pero como he dicho no tengo ni una respuesta, bueno sí Chema me manda un divertido vídeo..., y de Manolo kesapunta.

Quedamos en Reyes Católicos, pero en vez un Llano, que habrá barro en casi todas las trialeritas, vamos a ir a San Miguel Alto, y le damos una vuelta al monte para volvermos por el aceituno.

Nos ponemos al tajo, tranquilitos, sin bullas y rememorando la cenita en el Lemon Rock. No hace demasiado frío. El paseo de los tristes está petao de turistas, hay que ir con tiento, parece que algunos también tuvieron fiesta anoche...

Cogemos Cuesta del Chapiz p´riba, ahí hay que apretar riñones, pero no se para de apretar hasta que se llega a San Miguel, donde paramos a coger aliento y a hacernos la oportuna fotito.











Desde ahí subimos por el senderillo que serpentea por entre pinares, que por cierto está espectacular, a pesar de la lluvia de la noche, y en un momento dado me comenta Manolo la opción de subir hasta las antenas, o como la bautizó Miguel Capelli, "Las cinco curvas de la garganta de Manolo", "¿y eso por donde es Manolo?" "Tu sígueme". Bajamos un tranquito y cruzamos la carretera.






La subida es por pista muy rota y con un buen desnivel, seguimos apretando riñones... y efectivamente son cinco curvas. Al coronar descubro vistas nuevas de nuestra querida ciudad y tooooodo el área metropolitana, así como las faldas de la Sierra de Huetor, con sus pueblecitos.







El sendero continúa hasta que nos volvemos a encontrar con la carretera y subir un tremendo e inesperado repecho, y desde ahí buscamos el comienzo del Aceituno, que queda muy por encima de la Abadía. 

Si has hecho este sendero, que termina donde la muralla de San Miguel, sabes que es una delicia. Es estrechito y juguetea mucho con los pinos, la retama, las cunetas y los barrancos. Si no lo conoces, tienes que conocerlo, es una de las joyitas de los alrededores de Granada. A los Capelli les gusta hacerlo de noche, en las clásicas nocturnas que se organizan en Balakook los jueves.

Al terminarlo paramos a hacer unas fotillos, y las subimos inmediatamente al wsp del club, ya sabes, para dar una mijita de envidia, y nos encontramos con un buen rebaño de ovejas. Algunas se despistan un poquito con el cencerrillo que llevo en mi manillar, jajajaja.









La bajada la hacemos por un senderillo que va por encima de cuevas y que se mete por entre chumberas. Manolo no conocía esta última parte y le ha gustado, es muy diferente ir dando pedales por entre chumberas...

El sendero acaba en unas escaleritas y nos metemos en el Sacromonte. Más escaleritas y llegamos casi a la Cuesta del Chapiz de nuevo. Nos metemos por el Albaicín, por San Juan de los Reyes y ya en Plaza Nueva, le propongo a Manolo tomarnos una cervecita, son las dos del medio día, pero se nos olvidó meternos unos eurillos para el tercer tiempo, vaya par de aficionaos...!!!, así que cada uno tiró para su casita,  eso sí, habiendo sudado algo de lo retenido añoche, y muy contentos de haber salido, y en ella cada uno se tomo su cervecita, y colorín colorado este cuento se ha acabado.



Ah!!! Baakook preparó unas camisetas conmemorativas de la cena, y que nos regaló a tod@s los que allí estuvimos.




















Lo dicho, chic@s de Balakook, es un placer formar parte de este grupo!!!

lunes, 12 de diciembre de 2016

Y cerramos el puente en Sierra Nevada...



Durante el tercer tiempo, tras la salida del jueves por El Torreón de Albolote, Santi me comentó que para el domingo iba a hacer una KDD Balakook endurerilla, para subir al Canal de la Espartera: "Planazo para el domingo"...





Así rezaba la convocatoria







Para no perder la buena costumbre, y como puedes ver, el día está espectacular. Hace fresquete pero nada que no se arregle al empezar a dar pedales. 

Salimos más o menos a la hora prevista, y al pasar Puente Verde pasamos junto a un grupete bastante apañao de bikers con la misma idea, dar pedales un domingo por la mañana, aunque ni idea de hacia donde irían.

Mientras nos dirigíamos hacia el CC Serrallo, Jose Luis, presidente del Club Guad Al Xenil, apareció a nuestra altura, venía de una convocatoria en la Plaza El Carmen, en la que se reivindicaba más seguridad para los ciclistas. Hace unos días otro impresentable mató a un biker en Sevilla, y en no pocas ciudades andaluzas hubo concentración el domingo.

Mientras pedaleábamos nos fue contando los proyectos que tiene presente poner en marcha, y no son pocos...La ruta de los Nazaríes, algo de nuevo por Quentar, el del carril hacia Loja, otro por aguas blancas, en fin lo que es un no parar. Nos acompañó hasta La Zubia, 








Esta es la peña que hoy nos animamos a la KDD endurerilla. Se echó en falta a alguno que otro... De izquierda a derechas: Javier, Migue, Chema, Manolo, Yo y Gilo, aunque no todos salimos a la vez, el amigo Migue, después de bajar de currar por la noche en las pistas de Sierra Nevada, se vino con nosotros. Yo creo que este chico no es humano...¿no creéis que habría que hacerle alguna prueba que lo confirmara...?

La primera parte es por asfalto, y como llevamos las ruedas que llevamos, pues vamos lastradetes...pero llegamos a la parte alta de La Zubia y nos metimos en la pista, doscientos metros por ella y, como perro que busca hueso, localizamos el sendero rocoso que nos va a llevar hacia arriba. 










Aunque el caminillo va unas veces por roca y otras no,  conviene ponerse en fila india; tiene algunos tranquillos que te van exigiendo lo suyo. Mientras subimos Manolo me va preguntando por la ruta del martes pasado, especialmente por la Cañada del Sereno. Aún no la ha pedaleado, y tiene curiosidad por si es más o menos como la que pedaleamos hoy. Amigo Manolo " piénsatelo bien, porque cuando te llevemos a la Sierra de Huetor... ya no hay marcha atrás, es adictiva"








La primera parte Lorenzo nos va calentando, pero un ratito después nos adentramos en el bosque de pino. El ritmo que estamos llevando es cómodo, aunque eso es tan relativo...El caso es que vamos agrupados. De vez en cuando hacemos paraditas en las que cogemos aire, bebemos agua, o estiramos una maltrecha espalda.

El sendero como he dicho se adentra en el bosque de cumbres verdes, y sigue teniendo sus cositas, pinos con ramas descontroladas, piedras y rocas, esta vez algo más húmedas que en la anterior zona, y un manto de pinocha que lo cubre todo y le da ese colorido tan particular al suelo. 








Casi sin darnos cuenta llegamos a la zona en la que conectamos con la pista que nos lleva a La Fuente del Hervidero, y como el ave Fenix llega Migue...










Llagamos a la fuente y paramos unos minutos. Esta parada es un clásico...Desde ahí continuamos hasta el Canal de la Espartera donde comeremos algo, otro clásico. El bueno de Javier sacó su clásica bolsa (frutos secos y fruta deshidratada) y no quedaron ni las mijillas, y eso que todos llevamos nuestras cositas de comer, pero claro, mira que traer chuches a la puerta del colegio...









Una vez recuperado de la subida, en la que se ascienden casi 1000m en unos 10km, nos colocamos las protecciones, yo me he llevado hoy tooooodos los avios, incluso las gafas de descenso, otrosssss que no quiero nombrarrrrrr, vienen a la guerra sin las pistolasssss...; y nos metimos en la Verea de Las Pipas.







Esta trialerita se hace bastante rápida; es estrecha y con mucha piedra y roquita, pero nada que estas extraordinarias burricletas, con sus ruedakas, geometrías y suspensiones no sean capaces de superar con solvencia, y si sobre ellas van unos avezados bikers, ni te cuento...

Bajando nos cruzamos con algunos bikers y algun@s senderistas, y aunque es estrecho el sendero, hubo espacio para tod@s, por más que algun@ refunfuñara un poquito.










Al terminar, nos dirigimos a La Guitarra en busca de la esperada bajada. Como todos queríamos llegar al punto de bajada, pues el ritmo fue vivillo, comandando al grupo Javier.

El día estaba tan claro, que al llegar a la zona de casas nos paramos a hacernos  unas fotillos.





















Tras las fotillos anduvimos unos cientos de metros por pista y nos colocamos en posición de salida para la bajada.









Nos decidimos por hacer la bajada intermedia, ni la tremenda ni la otra más light. Había que estar pendiente porque si te pasas el desvío, y sigues otro sendero, llegas muy pronto a abajo y te pierdes lo bueno.

Nada más empezar, menos mal que en una bifurcación,  había un senderista con unos cuantos perros, y toooodos sueltos. Por suerte nos dio a todos tiempo de evitarlos. Esta bajada no es demasiado peligrosa, pero se hace a bastante velocidad. Además, al llevar las gafas de descenso los ojos no lloran ni te molestan las ramitas, o cualquier cosa voladora que en el campo suele haber, y además no se mueven lo más mínimo; te la recomiendo, la sensación es diferente, vas como mucho más seguro, y claro sueltas más los frenos. Iba pasando trankito tras trankito y en tooooodos volábamos. Llevo tras de mi a Javier, que también va desatao, coño que me va arremetiendo!!!

Algunas zonas las hago muuuuucho mejor que la última vez que la hice.  Deben de ser las gafas, porque el tío es el mismo y la bici también jajajaja.

Llegamos al cruce y paramos para arrejuntarnos. En las bajadas es más fácil de perderse por estos bosques. Nos juntamos y continuamos. Esta segunda parte teníamos que haber cogido por otro desvío, pero con tanto árbol, roca, peralte y yokesekemásssss XD, se me pasó. Que lástima!!! porque lo que deberíamos haber hecho era la mar de chulo, pero en cuanto pudimos bajamos roqueando la ladera hasta el último tramo de la bajada, y nos alcanzó para hacer un par de saltitos.

Ya al final nos encontramos con Pablo, un colega de los "Madrileños" David e Ivan, al que también conocía Javier. Charlamos unos minutillos y continuamos la marcheta.









La vuelta desde La Zubia fue rápida, muuuuuuyyyyy rápida. Todos teníamos en la cabeza "El Curro" con sus cervecillas y sus tapillas...

Y fueron cayendo una ronda tras otra. ¿Sabes ese momento en el que toooodo el mundo se llama ya "Manolo"?, pues ahí ya decidimos dar por finalizada la ruta, y cada mochuelo p´su nido...lo digo por la tremenda siesta que toooooodo el mundo se va a echar...

En fin, ha sido un domingo y un cierre de semana/acueducto fabuloso, por la gente con la que lo he compartido principalmente, pero es que el sítio es espectacular, la meteorología ni encarga sale mejor, nadie ha tenido el más mínimo percance, ni ninguna burricleta, asinkedemodoke, hasta la próxima amig@.