Páginas

domingo, 24 de enero de 2016

Hoy toca Sierra Nevada







Hacía mucho tiempo que tenía ganas de bajar a Monachil por Los Neveros, hay una trialera con toooodos los avios: estrechita, con mucha roca, trancos, buen desnivel y mala caída...









Quedé con Gilo tardecito, sobre las diez, aparecimos los dos con la misma equipación jajaja. Tras esperar un ratito por si aparecía alguno a última hora, nos pusimos en marcha. Subimos por Los Rebites y después de dejar el asfalto comenzamos un precioso sendero, que va justo por la cornisa de la montaña que da a la carretera de la sierra con Cenes, la fuente de la bicha y el camino del colesteros bajo nosotros; a Gilo se le ponen los pelos de punta siempre que cogemos este sendero pero como sarna con gusto no pica...Al terminarlo hay un pequeño salto y le tiramos.






En este punto nos encontramos con un antiguo compañero de rutas, Edu. Ahora está mas centrado en correr por los montes que en ciclarlos, aunque nos cuenta que aveces sale con otros antiguos compis (Andrés y Jose Miguel). A ver si organizamos una quedada con ellos, la última vez que rodamos con Andrés, por ejemplo, hicimos una espectacular ruta: bajada a Almuñecar desde Granada, y lo pasamos genial, todavía le estoy dando las gracias por la experiencia.


Continuamos con la ruta y nos metimos en el camino de Los Neveros. Es una pista cómoda. Va de menos a más en su desnivel hasta que se hace bastante dura, pero nosotros solo haremos un tramo, finalizado el cual nos desviaremos a la derecha, y bajaremos hacia Monachil.

El sendero es muy estrecho y a la derecha tiene una caida chunga aunque hay tanta retama que si algún día alguien se cayera, Dios no lo quiera, se puede agarrar a una con relativa facilidad, yo, en una ocasión tuve que hacerlo. Luego hay un paso chungo, pero creo que ya he visto por donde meterle mano, algún día haré la travesura... pero hoy nooooo.


     





Poco después llegamos a la trialerita de la que os hable al princípio. Es preciosa y las vistas son increíbles.



Como el terreno está seco, le tiramos con mucha decisión aunque antes nos pusimos el traje de romano (protecciones, etc jajaja).



Le tiro yo delante y la verdad es que cada vez me cuesta menos, aunque sin confianzas porque no tengo edad para ello, y Gilo menos aun (esto le va a dolerrrrr jajajajaja) desde el cariño ehhhh!!!



Siempre que sales con gente mejor que tú aprendes algo, y la ruta del finde pasado me enseño un par de cosas que voy a intentar ir poniendo en práctica.















Al terminar hicimos las escalerillas que tienen a la derecha un montón de chumberas con sus amenazantes pinchakos...y al terminarlas lamentablemente me confundí y nos metimos por otra bajada con menos escaleras y menos peligrosas, pero que tampoco está mal y llegamos al pueblo.

Cogimos la carretera y subimos unos tres o cuatro km por asfalto hasta llegar a la pista que te lleva a La Fuente del Hervidero, desde "el barrio de Monachil". Nos lo tomamos con calma, es una lata y más con estas burricletas y sus anchas cubiertas...pero coronamos.

La pista es amena ya que la pendiente no es exigente, lo malo son los coches, o mejor dicho sus conductores, a algunos les prestaría mi burricleta (solo un ratito eh!) y pasaría junto a ellos con sus coches levantando polvo...a lo mejor captaban la idea, o no jajaja.








Mientras subíamos le propuse a Gilo llegar a La Cortichuela para después bajar una trialera que tengo controlada y que pone los pelos de punta, pero la idea no le sedujo...la verdad es que era ya un poco tarde.

Al llegar al punto de bajada paramos un ratito a comer algo, volvernos a vestir de romanos y hacer unas fotillos ( el amigo Capelli me lo ha pedido). La verdad es que el día está increiblemente claro, aunque en la foto de arriba no lo parezca, y podíamos haber hecho más.
























































































La bajada desde este punto es eléctrica, y más si buscas la opción DH. Tiene mucha piedra, roca y pinos en el camino que hacen que tengas que estar muy atento, pero además hay algunos saltos. Unos están entre pinos, por lo que hay que calcular la velocidad a la que los tomas si no quieres acabar abrazando un pino... otros no y se cogen con más tranquilidad y se disfrutan... Y con estas llegamos a La Zubia la mar de satisfechos porque además de pasarlo bien, de reírnos (hoy tenía el día Gilo), no hemos tenido ni un percance y como colofón ¿que creéis que hemos hecho?




 Una cervecita con su tapilla de huevos y papas a lo pobre, que aquí los preparan de lujo.






Hasta la semana que viene amig@s

miércoles, 20 de enero de 2016

Veredas...en La Sierra de Huetor




El sábado por la tarde, esparramao en mi sofá, pensé que para el domingo estaría bien hacer una ruta para rodar: un Santa Fé por La Malá o un Cogollos por Cubillas, era lo que me pedía el cuerpo y se la propuse a Gilo. Al ratito pensé "¿y si la complico y le meto unas trialeritas?", se lo comento a Gilo y le mola más la idea, lo subo al facebook del C.D. Balakook por si a alguien le apetece. 

Sobre las once y média, y  antes de acostarme , miro el wsp y veo que Santi me ha mandado una proposición (indecente...) "mañana haremos unas veredillas ¿os apuntais?" llamo al Gilo ( conociendole estaría hasta los g... de tantos cambios de planes jajaja) yyyyyy "nos apuntamos" reza mi mensaje de vuelta.

No sabía ni quien vendría ni a dónde iríamos pero me daba igual, tenía la impresión de que viniendo de quien venía la propuesta, me gustaría el plan. La quedada era a las nueve de la mañana en Jun.

Llegamos un poco antes y al no haber nadie nos metimos en el primer bar abierto que vimos a tomar un café, y nos invitaron porque son amigos de Gilo... a este tío lokonocetokiski.







Volvimos a la gasolinera y poco a poco se fue desvelando quienes eran los compañeros de ruta, estaba Javier, al poco llegó Santi y muuuuucho peeero muuuucho más tarde, como meeeeedia hora después llegarón "los traviesos de Balakook": Carlos , Emi, y Edu; y nos pudimos poner en marcha.

Ya en Puerto Lobo nos encontramos con el último compañero,  David "repechos"; en total ocho peasodebikers dispuestos a brincar por estos montes cuales cabrillas, y sin hora de llegada... maemiademivida.

Mirad la pinta del grupo, ¿cómo creeis que puede ser el día?



Edu




                                                            Javier

Carlos


                                                           David


Yo (Algecireño)



Santiago







Tardamos un poco en salir, y hace un frío que no me veas, pero pronto entraríamos en calor porque es un falso llano y hay que pedalear; unos van más de molinillo, otros más atrancaos pero hay quienes deciden que lo van a hacer a caballito, yo no daba crédito...







Llegamos a la primera trialera y muy prudentemente me coloco en vagón de cola, "los traviesos" marcaban senda y rítmo.










Es una trialera estrechita y con buena pendiente pero lo que la hacía peligrosa era el terreno que es resbaladizo y está suelto, había que estar atento y darle hueco al de delante. Jamás la había hecho y eso que he pedaleado desde hace años esta sierra. Las sensaciones son buenas, el ambiente endurero del grupo ayuda a ir suelto, sabes que cualquiera va mejor que tú y ves que los de adelante hacen esto, y tú también, que derrapan, pues derrapas, que pasan un tranco cayendo con la de atrás pues venga..., terminas tan pagado de tí que pareces un pavo real en celo.

Nos reagrupamos, ahora vamos por lo más hondo del valle, la rasca que hace por aquí ni te cuento!!! Nos metemos en un sendero estrechito la mar de chulo que desemboca en la pista que sube hacia la Cañada del Sereno. La pista ayuda a soltar piernas, la pendiente es suave y se asoma Lorenzo por encima de los montes para calientarnos algo. Yo llevo las manos heladas, Santi me mira los guantes y ve que los tengo bastante ventilaos (gastaos de más, oseasé con boquetes) y se ríe; a ver si me buscas algo apañao joio.





Emi  (el de naranja)





Coronamos y giramos a la derecha, dejando El Sereno a la izquierda. Al comienzo de la pista hay un tranquito y la peña le tira, hay un peralte y la peña le tira, curvita cerrada pues derrapito, peraltedelalecheketekagas pues subimos y ya vemos cómo lo bajamos...en fín lo dicho un grupo la mar de revoltoso y aventurero, tanto que por pocas si no nos metemos en una bajada que no era, menos mal que decidimos dar la vuelta...y de pronto llegamos a la segunda trialera, tambien desconocida para mí.









Gilo (el de la roca)





El comienzo es rápido, serpenteo suave y arbustos a los lados, se van cerrando las curvas, inclinando la bajada y lo que acota ya son arboles, y de postre un roqueo con unas exigencias técnicas y mentales al alcance de unos pocos, pero como una imagen vale más que mis palabras, ahí va el vídeo:


Video del día pedazo de domingo dándole caña a la 󾟫, subidon de adrenalina.v󾰀󾰀
Posted by Carlos Rodriguez Roldan on domingo, 17 de enero de 2016

Una vez terminado volvemos a bajar a lo más profundo del valle para recorrer un sendero con sus complicaciones y de subida, hay que superar algunas cuestas y rocas que tienen su aquel, unas se superan y otras tampoco jajaja, pero se intenta todo, y llega la previsible rotura de cadena de Edu,  la transmisión le está dando una lata que no me veas.







Terminamos este exigente y juguetón sendero, y volvemos a desembocar en la pista que nos sube al Sereno, hemos hecho un bucle, y esta vez si que lo cogemos. ¿Qué os puedo contar de este espectacular sendero? No es estrecho, pero con mala caida, y con mucha piedra, y roca, llenas de opciones por donde meter la rueda delantera. Es muy ameno, y a mi me gusta hacerlo poquito a poco, gustandome...pero no lo recorreremos entero. En el lugar en el que nos hacemos estas fotillos nos dejamos caer por una increible vereda la mar de rápida y divertida que tampoco conocía, y ya van dos...¡que alegría!














Al terminar el pedregal que veis abajo, hay una zona de dificultad máxima y le vuelven a tirar los mismos más Edu, que bestias!!!








Lo que viene ahora es otro sendero precioso, sombrío y con árboles y ramas que se aparecen en mitad del camino, hay que estar atentos pero es super rápido, y llegamos a la pista que nos subirá hacia La Cueva del Agua. En este punto Santi nos tiene que abandonar. Comenzamos a subir y al coronar paramos a comer algo porque ahora viene  El Mortirolillo, cada uno lo sube como puede, ya vamos muy cascados y las pocas fuerzas que quedan hay que reservarlas para subir el roqueo de La Cueva del Agua y bajar La Cruz de Viznar por su cara sur, la más chunga.


Llegando al roqueo hay un poco de confusión, que si vamos por aquí, que si vamos por allí y se nos pierden tres bikers, no diré más... Todavía no se muy bien cómo fue que decidieron darse la vuelta los escapados para volver al redil, pero volvieron y pudimos hacer juntos esta última parte. Las piernas están mal, muuuuy mal pero no el ánimo y como esto de dar pedales tiene que ver mucho con la cabeza, pues eso, a tirarle p´riba con todo lo que quede, y le tiramos. Unos trancos se superan mejor que otros pero con estilo, muuucho estilo jajaja, ¡vaya grupo de endureros que nos hemos juntao hoy!, ¡y vaya escenario!







Nos queda la guinda del pastel, aunque antes está la bajada hasta La Cruz de Viznar, bajada que se hace como si no hubiera un mañana, aunque con cuidado porque algunos senderistas hay.  Al terminar esta bajada creo que me voy a morir, las patas, que p´bajo también trabajan, y de lo lindo, están hechas un flan, de manera que me planteo bajar por la cara norte que es menos exigente, pero es un pensamiento que no me dura un soplo. ¿Me voy a perder bajar con esta peña esta trialera? noooooo, nidecoña. Me ajusto las protecciones y me coloco en la fila esperando mi turno y le tiro con todo. Los mákinas se me han escapao y me jode porque mola ver cómo hacen las cosas, pero es que vuelan raso los jodíos, solo los frena un problema mecánico, un pinchazo, pero nos dicen que sigamos, que nos pillan, y le tiramos. Ahora comanda el grupo Edu, pero se me escapa también. Me concentro y trato de ir a buen ritmo, pasando un tranco detrás de otro con control, y una curva y la siguiente hasta que termino. Las sensaciones son perfectas. Esta es la tercera vez que la he bajado, y creo que mejor que nunca. Que divertida es esta trialera, y que dura!!! Creo que es perfecta para cerrar la jornada.

















Hemos terminado tela de tarde y tela de contentos, sin un mal rasguño, tras casi 30km con cuatro trialeras de bajada (tres de ellas nuevas para mi) y tres de subida, y solo un par de averías. Ha sido una gran jornada endurera, no ha faltao nadená: una gran ruta, un tercer tiempo bien regadito de fresquitas cervezas, con sus tapillas y sus clásicos bocatas (enormes por cierto),  pero como dice el amigo Capelli "lo mejor, la compañía".

Ah! mi enhorabuena por esta gran quedada y mi agradecimiento a Santi por todas las fotos del reportaje de hoy.




¿El findekeviene? ni idea amig@s




miércoles, 6 de enero de 2016

Ruta antipolvoron y otros venenos







La navidad que he tenido este año dista mucho de ser lo que había planeado, y entre otras cosas había planeado salir muuuuucho con mi burricleta, subir muchas convocatorias al facebook de Balakook y pasar un buen rato con los que se apuntaran, pero no nos pongamos dramáticos, ha sido como ha sido... y la meteorología además no ha ayudado mucho, pero ayer vi que se podía salir y no me lo pensé dos veces. Quedamos en Plaza Nueva tardecillo, a las 10,30 por aquello de ver la carita de mi peque al ver su regalo de Reyes pero el jodío a las ocho ya estada aporreando la puerta del dormitório...jajajajaaja







Como podéis ver en la foto el día no estaba para tirar cohetes, y además hacía un frío digno del mes en el que estamos, pero nos ha pillao con el pié cambiao...


El plan era subir a la Cueva del Agua y bajar la cara norte de La Cruz de Viznar






Comenzamos a pedalear puntualmente Gilo, Miguel Capelli y servidor (Algecireño) dirección El Sacromonte y San Miguel, no hay respiro para esta ruta, es un continuo subir y subir, y los repechos son exigentes, tanto que ya empieza a sobrar ropa.


Por la zona de San Miguel vemos bastantes bikers, nos adentramos por entre los pinos, seguimos subiendo, pero al ser tan humbría volvemos a tener fresquete. El sendero está precioso, muy verde y con el terreno húmedo por las lluvias, y muy silencioso, cosa que se agradece porque las navidades aturden un poco. Al terminarlo llega una dureta subida; este sendero va por entre la retama, y al llegar a la estación eléctrica cogemos un poco de aliento, bajamos una trialerita y desde ahí a El Fargue. Según subimos por carretera y de pronto nos cruzamos con el hermano de Miguel, que no se apuntó a nuestra quedada porque tenía que estar temprano en casa. Paramos y charlamos unos minutos, pero antes de enfriarnos nos pusimos en marcha. Atravesamos el pueblo y comenzamos a subir por entre los olivares. Es llevadera y además el camino está bastante bien.






A todo esto, deciros que voy con los tíos más ocurrentes con los que se pueda ir asinke me lo voy pasando mubien. Miguel nos cuenta que por esta zona hicieron la "II Balakook expirience" así que se la conoce tela de bien, nos va diciendo cómo se llaman los distintos caminos, y hasta algunas calles del pueblo que tienen unos nombres más que originales, yo diría que hasta inexplicables teniendo en cuenta la cantidad de personalidades relevantes que tenemos y hemos tenido en este país...

Tras la fotillo de arriba, y después de pedalear por un senderillo chulísimo llegamos a la carretera que sube al centro de visitantes Puerto Lobo. Este es el terreno del Miguel, ahí se siente fuerte, se sube sobre su manillar y aprieta...¡¡¡¡que bien va el Capelli!!!!

Al coronar en Puerto Lobo paramos para comer algo, bueno ellos comen porque yo mejor no como nada, ellos me entenderán... Miramos hacia arriba y vemos que el día se está cerrando y que son las 12. Miguel quiere estar a la una y media en casa y nos entran las dudas, pero es que además hace una rasca que no me veas...Decidimos pedalear un poco más, nos encontramos con un pastor y con los tradicionales árboles de Navidad naturales que la peña decora con mucho gusto y arte. Les hago una fotillo




y me marco un selfie, 

¡que nos gusta...! jajajaja





Continuamos pedaleando hasta el cruce que sube a La Cruz de Viznar (por su cara norte) y allí decidimos, por la hora que es y porque está todo nevado y es peligroso bajar este sendero en estas condiciones, bajarnos p´graná.







Le pedimos a una senderista que andaba haciendo fotos a unos niñ@s, y a la que uno de nosotros consideró abuela... calificativo que rápidamente ella se apresuró a corregir, que nos hiciera una fotillo, y a pesar de la metedura de pata accedió.








La bajada fue por donde subimos excepto porque al llegar a la central eléctrica Miguel cambió la bajada y nos obsequió con un precioso y divertido senderillo nuevo para Gilo y servidor. Paramos casi terminando, a hacer estas bonitas y diferentes fotos de La Alhambra, con una vista diferente de este precioso castillo que desde hace algún tiempo vigila y cuida de nuestra ciudad, Granada.












Llegamos a San Miguel y tras pasar la zona de los escalones bajamos la muralla por el otro lado, y esta chulo. Un poquito de Sacromonte, Paseo de Los Tristes, Plaza Nueva, Reyes Católicos y kaunop´sukasa maskontentosketó, y con las sensaciones físicas mucho mejores de lo esperado tras estas inactivas y glotonas navidades.


  1. Un placer compis!!!


El finde que viene???, ya veremos...