Páginas

lunes, 13 de junio de 2016

Ufú kekaló!!!



Ya estamos metidos en Junio, o lo que es lo mismo hemos pasado el 40 de Mayo, y ya el "sayo" nos lo hemos tenido que quitar a toda prisa...

Ayer durante la tarde, y mientras nos dábamos un agradable y refrescante baño Gilo, mi niño y yo en casa de aquel, pensábamos sobre dónde ir el domingo a dar pedales. Hace mucho calor y los domingos nos gusta meternos en una buena ruta...






Estaba claro que la zona a acudir tenía que ser el entorno de La Zubia o Dilar, territorio del gran Edu... No nos decidíamos y quedamos en tomar la decisión por la mañana.

Quedamos en el  CC Serrallo a las diez de la mañana, tarde de kohones, mi colega está cada vez peor... Yo llegué un poco antes y me fui a meterme un desayuno de los buenos, un clásico: cafelito con tostada entera de aceite, tomate y jamón serrano, en la pastelería "La Isla". Terminando el último bocado llega mi colega, y tiramos para La Zúbia aún sin destino decidido...

Llegando al município propongo los pinares y subida al Hervidero, y ya veríamos por donde bajamos, si por Monachil, si por el barrio de Monachil, por donde subimos, o por un divertido sendero que sale desde "El canal de La Espartera". Es una subida larguita peeeero atractivamente sombría.

Gilo apuesta por la subida a La Ermita Vieja, que en una parte de la eterna subida hay sombra... Desde mi punto de vista no hay color peeeero como le veía muy empecinao, pues eso...

Tiramos desde La Zubia hacia la urbanización  "Los Cerezos", y entre que salimos tarde y que no hay una puñetera sombra, pronto empezamos a sufrir las "caricias de Lorenzo", y claro no me mordí la lengua: "¡que agustito vamos eh Gilo!, ¡que sombrikas más apañas!, jajajajaja y mi amigo que no puede más que reconocer los echos..., me dice con la ingenuidad de un chaval...de 54 años "es que no me acordaba de esta parte...jajajaja" No pude más que reírme, pero le azuze cada vez que pude, desde el cariño eh!

Pero por fin llegamos a la zona sombría, y elegimos subir por el sendero estrecho en vez de por la pista. Es más dura pero muuuucho más disfrutona. Hay tres repechos cortos pero apretaos, curvitas con peraltes, rocas y vegetación (zarzas, ramas de arbustos, etc) algo descontrolada, que se cruza por el camino y has de ir apartando a la vez que pedaleas, que divertido es esto del BTT!!!. Todo muy de nuestro gusto, y en un cerrado bosque de pino.


Terminada esta parte, un poquito de pisteo y más senderillo sombrío para terminar llegando a la pista central. Al terminar esta exigente zona, no solo por el desnivel, sino también por el roqueo, notamos que nos falta un poco de fuelle y paramos para comer y beber tranquilamente. Tengo que apuntar que como mandan los cánones, cada 10-15´ le dábamos un trago al bote o la CamelBack, pero no era suficiente.

Algunos ciclista y alguna família de senderistas nos cruzamos, pero nada que ver con lo que habitualmente te cruzas por estos lares, cualquier domingo. El calor que hace echa p´tras...

Por fin llegamos a Ermita Vieja, y subimos a la alberca que hay unos metros más adelante. Nos encontramos con dos parejas,  y charlamos con ellos un buen rato mientras recargábamos agua. Yo mientras tanto me descalcé y metí las piernas en la alberca, joé como estaba el agua de fresquita jajajaja.

La bajada la hicimos con las horquillas y suspensiones bien abiertas, buscando senderillos divertidos y sombríos, y a un ritmo tranquilo y disfrutón, por ese senderillo estrecho que antes subimos, con sus peraltes y subeybajas.

Terminada la bajada, cruzamos el río Dilar y comenzamos la subida hasta los almendros. El sol sigue mirándonos malamente, pero lo hacemos a buen ritmo; llegamos a "Los Cerezos", La Zubia y Granada, y cervezón de los buenos, con su tapilla de huevo y papas a lo pobre en nuestro bar favorito.

Aunque llevaba tiempo (un mesesiko ke pamí sekea...) sin poder hacer una salidita decente, me han dado permiso para darme este domingo un gusto, eso sí,  a ritmo disfrutón. La ruta ha estado de lo más entretenida, con el final que tié ke sé, y en compañía de un buen colega.

Siento no haber puesto fotillos, en la próxima no faltaran.

Por cierto, en un mesecillo más o menos dejo de ser un cuarentón, pero como la edad está en la cabeza, no pienso cambiar ni mi mentalidad ni el nombre del blog, me gussssssta ser un 40Bike.