Páginas

jueves, 28 de julio de 2016

Cómo cumplir 50 años sin cabrearse




La crónica que hoy escribo no va de bicicletas, ni de excursiones, ni de experiencias que te cambian la perspectiva, o el día, como suelen ser las que subo a este blog, ¿o quizás sí? tendrás que seguir leyendo para averiguarlo jajajajaja.

Como ya escribí en alguna crónica pasada, este año paso de los "Cua" a los "Cin" y mucha gracia no se puede decir que me haya hecho, más bien tooooooodo lo contrario, es mucho peor que el paso de los "Tren" a los "Cua"


El día 14 de Julio, fecha de mi cincuenta cumpleaños, estábamos en Granada y como mi mujer me había preparado una "cena en familia..." en la costa al día siguiente pues no hicimos nada especial, bueno yo después de estar toooodo el día cabreado como una mona, decidí hacer la clásica nocturna que hacen mis amigos de Balakook todos los jueves, a ver si se me quitaba este humor... Nunca he hecho una nocturna así que le pedí prestado a Santi un foquito, y este accedió encantado. Llegué puntualmente a la tienda y allí me encontré con más peña, entre la que estaba Gilo. Entre a saludar a Santi y a pedirle el foco, pero resulta que mi colega Gilo me había preparado en la tienda  uno de regalo. Menuda sorpresa me llevé, hasta Gilo (refunfuñón donde los haya jajajaja) se rayó porque le dije, después de darle un abrazo claro, que "no hacía falta", pero él sabía por donde iba su regalo y yo no..., pero sigue leyendo.






preparación de la quedada nocturna



Tercer tiempo


Nos metimos en ruta, y fue anocheciendo, y hubo que encender el foco. Una maravilla, se ve dkojns. La ruta fue muy muy divertida, subimos por una trialera que siempre bajo (la iglesia) y subirla es dura dura dura, luego crestas p´riba y por ultimo bajadita  chula hasta Dudar, y que yo no conocía; después tercer tiempo, que yo tuve que acortar porque mi gente me esperaba para bajar a la playa. Eran las doce de la noche...







Llegué a casa y nos metimos en el coche, yo ni me duche, era muy tarde, ya lo haría en el apartamento...


Nos levantamos el viernes y tras comer en casa nos fuimos a "Los Bates" que es donde íbamos a "cenar en familia..." Habíamos reservado un par de habitaciones ( las únicas que quedaban libres por lo visto...) para poder disfrutar de las bebidas (espirituosas o no), de las que íbamos a dar cuenta durante "la cena familiar..." Allí nos esperaba Borja para darnos la bienvenida. Además de enseñarnos la preciosa casa Rural, y contarnos parte de su historia, nos acompaño a las habitaciones.








En el Hotel hay, entre otros espacios preciosos, una coquetona piscina, y decidimos darnos un baño. Mientras, un montón de gente entraba y salía de la zona de la piscina, montando lo que era parte de una fiesta de alguna de las dos bodas del día siguiente, o eso me decía mi mujer...; pero hay que ver el trasiego que se traían en un entorno en el que se supone es para descansar...

En un momento dado Begoña me dice "porque no nos vamos a la terraza de arriba, y así dejamos a esta que gente termine de preparar la fiesta de la boda de mañana..."











Subimos a la preciosa terraza, y nos pedimos algo. Estábamos todos la mar de agusto, cuando sobre las ocho de nuevo Begoña me vuelve a sugerir que nos vayamos de este estupendo sitio a las habitaciones, porque iban a preparar la mesa para nuestra cena y no quería que viera cómo la iban a decorar..., y como soy mubienmandao, pues nos vamos, lo@s niñ@s no rechistan...


Mientras yo estoy esparramao en la cama, Bego se está arreglando, y las niñas entran y salen de nuestra habitación con sus espectaculares modelitos, y finalmente pintaditas, y yo pienso "caramba pues si que se van a arreglar estas para la cena, y yo ni chaqueta ni corbata...", pero como a las mujeres en general les encanta arreglarse, solo les hace falta una buena escusa, pues eso...


Sobre la 9,30 me dice Bego "¡venga hombre arreglate que vamos a la cena!" ( tratar de interpretar las exclamaciones ¿vale?). Rápidamente me arreglo, nos hacemos una fotito y vamos p´late...







Salgo de la habitación cual torero en paseillo pero agarrao de mi mujer, giro a la derecha y encaro el burlaero, digo en pasillo,  y le pregunto a Bego "¿y los niñ@s?" contestación "Ah! deben de estar en la mesa esperando..." Termina el pasillo, una persona nos abre la puerta, y tras ella nos encontramos con un camarero que está ahí plantao como esperando a alguien... y nos dice "¿los señores van a la fiesta?" y le digo muy convencido, "no, no que va nosotros vamos a una cena en la terraza", y el colega que se le escapa una sonrisa de medio lao...pero yo a lo mío, yo a mi cena...

Al fondo, a lo lejos veo una carpa blanca, con una mesa importante y muchas sillas, muchas más de las que nosotros íbamos a necesitar para "la cena familiar...", pero al medio segundo doblo la esquina y...



 De este momento no hay foto que valga polketolmungomestabamirando mi cara... jajajajajajaja



No me lo podía creer, ahí estaban toguapos y de un blanco inmaculado mis amigos de Sevilla Edu y su mujer Rosa, Antonio y su mujer Yolanda y su niña Marina. Fue a los primeros que pude ver,  bueno ver es un decir porque con la emoción me arranque a llorar y fue un no parar...

A la izquierda Luisete, María y Elvira (mis hij@s) con sus amigas Pilar, Carlota y Agata, todas ellas preciosas, super arregladas como el resto, detrás estaba Susana, Carmelo, Jose Antonio, Cristina, Ana Rosa y Manolo mi cuñao, después Miguel y Mariajo, Mariadel, Fernando (granainos residentes en Madrid) y Jose António,  Jorge, Julieta y Pilar con su hija Irene (sin nuestro querido Carri que lamentablemente no pudo venir), Jose Antonio y su chica María y por último Pepillo y su pareja María, Paco Alvarez y su mujer Loreto (Algecireños ambos, aunque residentes y vinieron de Madrid).

Cómo explicaros lo que sentí, aún hoy, ahora, mientras escribo esta crónica, probablemente una de las más emotivas que nunca pueda volver a escribir, me emociono y lloro desconsoladamente, me caen las lágrimas como en ese momento, solo que ahora tengo un clinex a mano y me puedo limpiar...Ese día, ni uno tuvo el detalle de acercarme algo con lo que secar las lágrimas que brotaban y brotaban como en los dibujos animados, y darle un poco de dignidad a este  llorón; pero supongo que mejor así.


Que felicidad mas increíble!!! Ya  era estupenda la idea de celebrar mi 50 cumpleaños con una cena, con mi familia, en este increíble lugar, y de tener un momento íntimo con ellos porque el año ha sido duro, muy duro, y los tres han respondido de forma espectacular a todos los retos, y en todos los aspectos, y con unos resultados académicos hasta ahora nunca vistos en esta casa, jajajajaja y quería haberles podido decir lo orgulloso que estaba de todo ello, el día de mi cumple, "en la cena sorpresa..." jajajaja



La primera parte de la fiesta fue increíble, en los frondosos jardines de Los Bates, en un lugar muy especial, rodeados de elegantes cipreses y setos perfectamente arreglados, con sus exuberantes jardines llenos de florecillas; pues en este entorno se sirvieron un montón de canapés que todo el mundo ponderó, y que como ocurre en las bodas, el novio y la novia no prueban, en este caso yo apenas los probé, estuve todo ese tiempo con toda esta maravillosa gente que hoy, dejando de lado no pocos planes y circunstancias, habían decidido pasarlo conmigo, aquí, con mi familia. Unos vinieron de Sevilla, otros de Granada, y no pocos de Madrid. Me cuenta Begoña que la mayoría tuvo que reorganizar sus agendas para venir, increíble!!!, maravilloso!!! Por cierto el hotel estaba entero ocupado por nosotros, y yo ni jota...


La segunda parte de la fiestuki tuki tuki fue en la zona de la piscina, si si en ese lugar en el que yo estaba por la tarde tan ricamente, y del que me tuve que ir, sin poner ni una sola pega, porque hoy era imposible que nada me incomodara, porque resulta que tenían que preparar la fiesta para las bodas del día siguiente...hay que joderse...


Bueno la entrada a escena fue espectacular, la gente venía tras Begoña y mía y al entrar en "la zona de la piscina", se encendieron todas las luces de la piscina y de la pista de baile, y sonó "Dreamer" de Supertramp...y volví a perder la compostura, y la poca decencia que me quedaba, y de nuevo empezaron a brotar y brotar más y más lágrimas de emoción...


Y llegó la hora de soplar las velas, 50 velas que había que apagar de una soplada. La presión no me pudo, inflé bien mis pulmones y no quedó viva ni una jajajaja. Bueno antes o después de este momento me hicieron hablar. No se muy bien lo que dije pero os lo podéis imaginar...fue otro momentazo que me regaló esta mágica noche, como lo fue el montón de regalos que me hicieron, "pero si ya me habéis hecho el regalo más grande, que es venir!!!", todos los regalos fueron maravillosos y todos relacionados con el deporte y especialmente con el tema bicicleta jajajaja, la verdad es que para eso soy bastante facilón, y además todo me va bien.


Después de comer la tarta y abrir todos los regalos, bailamos todas esas canciones especiales, antiguas y actuales que mi mujer sabiamente había ido averiguando, fruto de "desinteresadas conversaciones sobre mis gustos musicales"y con esa música "bebimos y bebimos como peces en el río por ver a Dios nacer" , ¿ os sabéis el villancico no? jajajajaja. Cayó hasta el agua de los floreros...El DJ se lo curró y hubieron varios momentos: momentos Supertramp, Queen, Talking, Lambada...que disfrute con Bego, otros bailes con mis niñas, con sus amigas, con mis amigos, con sus mujeres, en fin un disfrute total,  yyyyyyyyyy apareció BoneyM y se creó su momento. Ahí se desató el negro que llevo dentro y a lo Camarón "rompí la camisa" y me marque unos bailes a lo Capoeira...lamentable, comopanorepetir aunque muy divertido. Luego  algunos se rompieron la camisa también y todo se desmadró, jajajajaja.


Junto a la pista de baile, como os he comentado, había una coquetona piscina que fue lindamente decorada con  munnnnnnchiiiiiisimos globos; me cuentan que la operación "llevamosglobosalafiestadeLuis pakestechulalapiscina  tuvo su aquel...y ahí lo dejo jajajajaja.

Bueno pues el final de la fiesta, allá por las 4,30 y con el camarero hecho polvo de tanto currar, y con muy buena cara, tuvo el final predecible...al aguapatossssssss!!!!!

 

Capítulo aparte se merece Begoña, mi chica. Se ha pegado 4-5 meses organizando la movida; localizando a la gente (algunos no han podido venir), hurgando en mi móvil para obtener los teléfonos jajajaja, con facebook no se atrevió y ello dejó a algún entrañable amigo sin localizar a tiempo, buscando el sítio de celebración (Granada o la costa), preparando y perfilando los menús, la música, las bebidas, la tarta de cumpleaños, que por cierto era de mi postre favorito, de tiramisu.  y todo ello a la vez que convivía conmigo. Yo en ningún momento tuve la mínima sospecha de lo que estaba tramando, contó con la ayuda de todos vosotros y de mis niñas que estaban al tanto de todo ( me las pagareis, jajajajaja). Lo dicho, todo ha sido absolutamente maravilloso gracias a tí. Es inevitable que ya tenga 50 takos, pero el recuerdo de esta fiesta le gana la partida...por 5-0



Gracias mi amor!!!
 

Y aquí os dejo el vídeo de la noche



 https://www.youtube.com/watch?v=EOTp4o7uN_I







5 comentarios:

FernandoCA dijo...

Luis, otra vez has conseguido sorprenderme con la crónica. No he podido evitar que caiga una lagrima al leerla. Felicidades por los 50, por la familia que tienes y por ese grupo de amigos entre los cuales tengo la suerte de estar. Un abrazo amigo

Luis Orihuela dijo...

Que grande eres FC!!!

Antonio Del Rosal dijo...

Buenisimo Luis, yo si que tengo suerte de conocerte, un abrazo amigo

Antonio Del Rosal dijo...

Buenisimo Luis, yo si que tengo suerte de conocerte, un abrazo amigo

Luis Orihuela dijo...

El sentimiento en mutuo chulo!!!